martes, 11 de febrero de 2020

Dominia " The Withering of the Rose"

Dominia " The Withering of the Rose" Rusia Death Melódico  2020
1. I want to Forget
2. My Flesh and the Sacred River
3. Suprema
4. The Light of the Black Sun
5. Entombed in Grief
6. The Elephant Man
7. Nomoreus
8. The Withering of the Roses
9. The Night and the Dark Room
10. The Song that You Don't Like


Anton Rosa : Cantante, Bajo
Papa: Batería
Denis Sukharev : Guitarra
Michael Morozkin : Violín

Desde 1999 llevan en activo esta banda de San Petersburgo que presenta en esta ocasión su quinto larga duración. El Death Melódico de toda la vida con elementos góticos, seguro que os suena la historia pues muy en la línea de los My Dying Bride.
Prueban cosas diferentes pero son pequeños matices que en nada afectan a lo que es la esencia de la banda. Como una producción más blanda en la percusión y sucia en general que no les beneficia en nada pero tampoco les perjudica. Tienen ese aire gótico más que siniestro como en I Want to Forget donde son capaces de hacernos viajar a una tierra llamada melancolía. My Flesh and the Sacred River es un tema donde aparece la distorsión en la guitarra y el aire épico por primera vez, pero es que en todo momento va a ser el violín el que lleva la voz cantante y el que protagoniza los mejores momentos del álbum, aunque aveces hacen cosas incomprensibles como introducir una aceleración en la batería en el momento más melancólico y pausado del violín que le sienta al tema como un tiro.
En el tema Suprema consiguen colocar una atmósfera más típica del Post Rock y un solo más técnico que sabe acompañar muy bien al trabajo del violín que por primera vez en el trabajo no está solo y desubicado. Blast Beats pero sin ninguna fuerza en The Light of the Black Sun y recreando una atmósfera entre el progresivo y el rock melódico pero con aroma Pagan y eslavo.
Entombed in a Grief es el Death/ Doom más primitivo que es el verdadero origen de este subgénero musical y después buscan el cambio de ritmo donde surge la pausa, momento ideal para introducir el violín pero quizás en este tema no encuentra su sitio y no se luce como en otros. The Elephant Man pues en la misma línea que el anterior tema pretende sonar oscuro y agresivo pero le falta fuerza en la base rítmica aún así con el paso de los minutos va ganando un poco de fuerza el trabajo de la guitarra.
Nomoreus es como el paso por el ecuador del álbum y de nuevo esas inconexiones tan típicas de ellos, siempre fueron una banda tremendamente irregular. The Withering of the Rose es el tema que da título a este álbum y nos espera una oda a la música clásica que de original no tiene nada pero que al menos suena elegante. Sirve este tema que da título al álbum para introducir el tema The Night and the Dark Room, donde de nuevo buscan recrear una atmósfera melódica con lo mínimo, a cámara lenta y siempre con ese aire entre Pagan y la influencia del folklore de la Europa del Este. San Petersburgo es la ciudad de los zares en Rusia y también es la ciudad más europeizada de toda Rusia ( mucha influencia de la cultura francesa) pero ese aire eslavo lo dejan sentir en todo momento. Esta banda empezó su carrera con un tributo a Paradise Lost y esa influencia la siguen teniendo como en The Song that You Don't Like.
El nuevo trabajo de Dominia sale el 20 de enero a través de Morning Star Heathens Music Group. Siguen en su línea, muy irregulares pero con sus buenos momentos, como es habitual en ellos los momentos estelares siempre corren a cargo de Michael Morozkin y su violín y cuando tiran del esquema de música clásica para sus composiciones.

Feeling: 2/5
Originalidad: 3/5
Técnica: 3/5
Producción: 3/5

Puntuación: 6,5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario