martes, 11 de febrero de 2020

Curva España

En los últimos años Chévere ha realizado una serie de trabajos que exploraron las posibilidades del teatro-documento y la memoria colectiva como desencadenantes de una ficción teatral. Este proyecto es un paso más para profundizar en los mecanismos narrativos que surgen en la frontera entre realidad y ficción, entre historia y leyenda, entre pantalla y escenario.


Iniciar un nuevo proyecto de creación no es fácil. Están pasando muchas cosas y hay mucha gente hablando al mismo tiempo. Miramos el mundo y lo vemos como si pasase delante de nosotros sin nuestra intervención. Frente a ciertas situaciones nos sentimos engañados. Nos preguntamos por qué la mentira es tan eficaz para encontrar explicaciones simples a problemas complejos. Entonces encontramos, un poco por casualidad, la idea de las alternativas infernales expuesta por Isabelle Stengers y Philippe Pignarre, y nos agarramos a ella para entender que la respuesta adecuada no es buscar la verdad frente a la mentira, porque no se trata de mentiras sino de hechizos. El hechizo nos mantiene atrapadas y bloqueadas como espectadoras pasivas. Para salir de esa encrucijada tenemos que crear un contra-hechizo, una situación de lucha.

Eso es lo que para nosotros significa iniciar este proceso: abrir una situación de lucha para pensar en voz alta y aprender en compañía a crear maneras distintas de ver la realidad, a ver el mundo por nosotras mismas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario