viernes, 17 de enero de 2020

El asesino del Shogun

Japón 1980 85 minutos Director: Robert Houston. Guión: Robert Houston. Música: Michael Lewis. Fotogrfia: Makiura. Productora: Baby Cart. Reparto: Tomisaburô Wakayama,  Kayo Matsuo,  Minoru Oki,  Akiji Kobayashi,  Shin Kishida, Akihiro Tomikawa,  Shogen Nitta (Voz: Lamont Johnson,  Marshall Efron)
Sinopsis: Viendo en él un enemigo potencial, el paranoico Shogun ordena a sus ninjas ejecutar a su verdugo y mejor samurai. Estos sólo consiguen matar a su esposa. El samurai jura vengarse y, conocido desde entonces como Lobo solitario, recorre el Japón con su hijo pequeño y su carrito lleno de armas, trabajando como mercenario y acosado en todo momento por los ninjas del Shogun
Adaptación del Manga japonés, El lobo solitario y su cachorro, que presenta las aventuras y lucha sin cuartel de un samurái contra su antiguo Shogun que ha puesto precio a su vida y a la de su hijo.
Una historia tradicional japonesa con innumerables seguidores y que traslada a la imagen real, las páginas en blanco y negro del Manga original. El lobo solitario y su cachorro es una obra muy reconocida en Japón y todo un icono del Manga.

La película presenta un argumento que peca de sencillo e incluso simplista, pero tiene el encanto de las películas de aventuras, dejando espacio para los combates y enfrentamientos a espada, con toques de humor que ayudan a soportar tanta violencia.

El aspecto visual de la película no está muy cuidado, el maquillaje y efectos especiales de los combates son muy ajustados al cine de la época, dejando claro que el paso del tiempo ha dejado en mal lugar al trabajo realizado en aquella época.
El argumento peca de simple y cae en la reiteración de situaciones, todo se limita a ofrecer combates de mayor o menor calidad mientras el espectador sigue el avance del protagonista con su hijo buscando la venganza deseada.

La indumentaria seleccionada: las pelucas y el material de atrezo, se antojan mediocres y pobres, sin duda por el bajo presupuesto empleado y lo único que despierta al espectador son los combates que protagonizan padre e hijo a lo largo de toda la película, los cuales presentan un ritmo bajo, lo único que los salva es el sentido del humor que aporta el director ofreciendo un extraño equilibrio entre violencia y humor negro.

El asesino del Shogun se disfruta si uno es consciente de lo que va a ver, si espera cine al estilo actual de Matrix o Tigre y dragón que se abstenga de ver esta película.

No hay comentarios:

Publicar un comentario