viernes, 15 de noviembre de 2019

Teide, Flora y Fauna

Básicamente está constituido por materiales de tipo basálticos, pero en superficie, predominan los sálicos más evolucionados como traquitas y fonolitas. Presentan, típicamente, más abundancia en Pico Viejo y en los domos satélites que se disponen en la base del Teide, como Montaña Majúa o Montaña Blanca, responsables en gran medida de muchos depósitos piroclásticos de piedra pómez o "zahorra".

El Teide ha actuado desde antaño como una importante fuente de materias primas para los tinerfeños. En primer lugar, los guanches apreciaban la obsidiana con el fin de fabricar armas cortantes, y posteriormente y, hasta hace no demasiadas décadas, se obtenía hielo de algunas cuevas o grutas y se extraía azufre del cráter.


Como ocurre con otros grandes monumentos naturales del mundo, como por ejemplo el monte Uluru en Australia, el Teide, debido a su composición cuando no está nevado cambia su color y su aspecto dependiendo del lugar desde el que llegue la luz solar.28​ Destaca el rojo intenso al atardecer y diferentes tonalidades que adquiere durante el resto del día (beis, gris e incluso azulado entre otros).Por encima de los 2.500 metros de altitud, sólo determinadas especies resisten las rigurosas condiciones climáticas. Es importante citar que la vegetación existente en la caldera de Las Cañadas es similar a la que se da en el propio cono. El monumento natural del Teide alberga una muestra representativa de hábitats eólicos, con especies exclusivas como la violeta del Teide (Viola cheiranthifolia), el popular endemismo del Parque. Otros individuos son el cardo de plata (Stemmacantha cynaroides) o la hierba conejera (Silene nocteolens), el primero en peligro de extinción por ser parte de la dieta del muflón. Destacan de igual modo hábitats que entrañan ciertas rarezas como algunas especies insospechadas de musgos o la borriza (Gnaphalium teydeum) que moran en tierras calientes y en las fumarolas. El Parque nacional del Teide constituye el mejor exponente de ecosistemas atlánticos de alta montaña insulaDestacan esencialmente el grupo de los invertebrados, dentro del cual son especialmente numerosos algunos endemismos. Ocupan un lugar importante dos endemismos, por un lado, dentro de la avifauna, un mamífero, el murciélago orejudo (Plecotus teneriffae) y, por otro lado, un reptil, el lagarto tizón (Gallotia galloti), que ha sido localizado hasta en la cima del Teide. Es también significativa la fauna introducida representada principalmente por el erizo moruno (Atelerix algirus), el conejo (Oryctolagus cuniculus), o el muflón (Ovis aries musimon) introducido por motivos cinegéticos en 1971. Al menos 70 especies animales son endémicas del Parque nacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario