martes, 20 de agosto de 2019

Incendios en Canarias

A última hora de la tarde del domingo 3.400 hectáreas de la isla habían resultado ya dañadas. Hay más de 5.000 personas desalojadas, una cifra que las autoridades no descartan que aumente durante la noche. Durante la tarde se ha procedido a desalojar los núcleos de Chajunco y Las Cuevas, en Artenara; casco de Fontanales, Cavaderos, en Moya; El Hornillo, en Agaete; y Cruz del Herrero, en San Mateo.Ante esta situación, el delegado del Gobierno en Canarias, Juan Salvador León, ha solicitado la activación del convenio nacional entre el Ministerio del Interior y Cruz Roja Española para el traslado de entre 400 y 600 camas para atender a los vecinos evacuados.

Mientras, Defensa ha enviado a la isla otros tres hidroaviones que se sumarán a la decena de medios aéreos que trabajan en el lugar y a los entre 600 y 700 profesionales que luchan por turnos contra el fuego desde tierra.


El principal problema son las condiciones meteorológicas. Gran Canaria experimenta lo que los expertos en incendios forestales califican de una tormenta perfecta: más de 30 grados de temperatura, menos de un 30% de humedad y rachas de viento de más de 30 kilómetros por hora. Además, los avisos por altas temperaturas —se prevé que el termómetro alcance o incluso supere este domingo los 38 grados— se mantendrán hasta el lunes, con la isla en aviso naranja (riesgo importante). Las llamas, que han arrasado ya más de 1.500 hectáreas, se dirigen con mucha velocidad hacia el paraje natural del pinar de Tambada.

"El daño al medio ambiente ya está hecho y lo importante es que no haya daños personales", ha señalado Torres. El fuego, considerado de nivel dos, ya ha provocado desalojos en una veintena de barrios de seis municipios, los de Valleseco, Moya, Tejeda, Artenara, San Mateo y Gáldar, con unas 5.000 personas desalojadas. Debido a la virulencia de las llamas, el Gobierno de Canarias ha ordenado la evacuación del casco de Tejeda (unos 1.900 habitantes), como ya ocurrió con el gran incendio que asoló la isla la semana pasada con más de 1.500 hectáreas quemadas.

Nueve carreteras de Gran Canaria permanecen cerradas por el incendio que afecta a la cumbre de la isla desde la tarde del sábado, según ha informado el Cabildo.

Durante la noche han trabajado sobre el terreno 150 efectivos del dispositivo de terrestre en tres principales áreas, la más virulenta, según explicaron técnicos de emergencias, se encontraba en el Barranco de la Virgen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario