jueves, 27 de junio de 2019

Historia del Barrio de Conxo

Ya desde la prehistoria esta zona ha estado poblada, como lo indican los indicios encontrados en el denominado castriño de Conxo.

Sobre el siglo X se asienta como núcleo poblacional concentrando su actividad alrededor del monasterio.

En 1835 se constituyó como ayuntamiento independiente -comprendiendo las parroquias de Conjo, Laraño, Villestro, Figueiras, O Eixo, Aríns, Bando, y Marrozos- hasta 1925, momento en el que es anexionado al ayuntamiento de Santiago de Compostela.

En 1837 nace en Cornes la escritora Rosalía de Castro.

Un acto importante en la historia de Conjo es el llamado Banquete de Conjo, que tuvo lugar en 1856 con Eduardo Pondal y Aurelio Aguirre entre los participantes.

En 1873 salió de la estación de Cornes, en Conjo, el primer ferrocarril de Galicia, con destino a Carril. Esto supuso un paso importante para Conjo. Fue también en esta época cuando se crea el primer psiquiátrico de Galicia en las instalaciones del antiguo monasterio.

En 1933, muere el maestro de Primera Enseñanza, Don Luis Hermida Vilas, hombre inteligente, que heredó tal carácter del no menos conocido y que sería su padre, Don José Benito Hermida Juanatey, oriundo de Noya, pero hijo adoptivo, y nombrado Hijo ilustre de la Puebla del Caramiñal. Don Luis Hermida se consagró a la enseñanza, en esos tiempos, cuando ser maestro tenía que ser de vocación hacia los demás. De ese espíritu de sacrificio salió la fundación en 1902 de la Sociedad "La Benéfica" en esta localidad de Conxo, fundación creada para dar al pobre oportunidad de curarse. Tuvo al menos tres hijos José, Luis y Felipe Hermida Pérez;los dos primeros médicos de ámbito militar y el último abogado. Don Luis Hermida Pérez, teniente médico, fue enviado a la guerra de Marruecos en 1921 dando en la batalla su vida de forma heróica, y curiosamente un día que para él era de permiso.Enterrándosele allí mismo, posteriormente se le exhumó y después de cinco años se le volvió a enterrar en el Panteón de los Héroes. Tres generaciones de grandes hombres, humildes y sacrificados que lo dieron todo por y para los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario