lunes, 30 de julio de 2018

The Heretic Order " Evil Rising"

The Heretic Order " Evil Rising" Heavy Metal Inglaterra 2018
01. Prelude
02. Evil Rising
03. Unholy War
04. Hate Is Born
05. Omens
06. Mortification of the Flesh
07. Under the Cross of Pain
08. Straight Down (to Hell)
09. The Mask
10. The Forest of the Impaled
11. The Scourge of God
12. Visions

Rotted Skull:  Bajo
Evil E: Batería
Count Marcey La Vey: Guitarra
Lord Ragnar Wagner: Cantante, Guitarra



Cuando debutaron en el 2015 con su álbum " All Hail the Order" nos llamaron mucho la atención, les entrevistamos y cubrimos también algún concierto que ofrecieron por España. Se trata de una banda londinense activa desde el 2014 que nos presenta su segundo larga duración con una producción excelente. Ellos ofrecen mucho show en los directos, con una imagen tétrica, oscurantista que recuerda a Bulldozer, Death SS y tantos otros y en el plano musical ellos son una de esas bandas de " Occult Metal" en realidad no deja de ser otra etiqueta cualquiera, se trata de una banda que busca el legado de la Nwobhm en su vertiente mas oscura.
Prelude es una intro que podría estar en cualquier álbum de Coven, la primera banda satánica que surgió en Usa en los sesenta. Evil Rising es un tema con un riff mantenido que resulta hipnótico pese a su sencillez, metal directo al corazón pero con un toque siniestro muy sugerente. Lo mismo podría decir de Unholy War, en realidad repite el mismo esquema, es como si fuera un cruce entre Judas Priest y Mercyful Fate, la ecuación es bien sencilla pero funciona. Me gusta mucho como han trabajado la voz de Lord Ragnar Wagner en este trabajo, pues suena mejor que nunca y atención al gran solo de guitarra que nos regalan, con cierto punto de creatividad.
Hate Born es el primer medio tiempo del trabajo con distorsión y mas groove en las guitarras y con un riff que me recordó a toda la escena actual, similar a los Them. En este trabajo juegan en los coros con las voces guturales pero siempre tienen un toque melódico en todas sus composiciones y yo diría que su vena rockera está mas desatada que nunca.
Omens es un corte a medio tiempo con groove y un ritmo al galope mientras con las guitarras nos regalan un poco de Stoner que le sienta como anillo al dedo, sencillo y primitivo pero eficiente y es así durante todo el trabajo, esa es la conclusión, sin complicarse la vida y con mucho gancho en las composiciones.
Mortifications of the Flesh es un tema que arranca con un solo limpio y melódico y es seguido por una sección acústica, balada triste y apagada que acaba cambiando de ritmo y plantándose en un medio tiempo poderoso de Heavy/ Stoner/ Doom como te hacían los Grand Magus en sus buenos momentos y como te hacen los Visigoth hoy en día, gran tema.
Under the Cross arranca con ese cruce de guitarras que parece llorar que recuerda a Satan y Angel Witch, puro clasicismo, aparece el órgano Hammond para darle el toque siniestro y esos aires a Death SS que siempre tuvieron, curioso que no hubiera aparecido hasta ahora. Straight Down ( To Hell) después de un tema mas comercial y con arreglos como el anterior regresan a la composición básica de siempre con este nuevo tema donde siguen con un listón muy alto a nivel compositivo.
The Mask es el tema mas creativo de todo el trabajo, tiene un cambio de ritmo que no te esperas para nada donde con acústicas recrean una atmósfera que te recordará a los Iron Maiden y cuando aparece el solo aparece el espectro eterno de Judas Priest, muy interesante.
Quizás menos oscuros que en el primer álbum pero igual de efectivos en temas como The Forest of the Impaled donde su cantante interpreta con angustia el tema para darle un toque teatral y donde nos encontramos con un Heavy/ Power en las guitarras. The Scourge of God es el tema mas largo de todo el trabajo con unos 10 minutos de duración, ahí el cantante pone una voz mas nasal que recuerda a Ozzy, un tema muy rockero.
Finaliza el trabajo con Visions, con un inicio acústico y buscando esa atmósfera siniestra. La diferencia con su anterior trabajo es que en este no buscan la etiqueta " Occult Metal" en todo momento. ¿ Eso que quiere decir? Pues que no le añaden carga atmosférica oscura a todos los temas a golpe de órgano Hammond y sintetizadores, tan solo en tres temas de este álbum hay de eso. Es un álbum sincero e impactante porque tienen una facilidad pasmosa para la composición. Siempre influenciados por Judas Priest y Mercyful Fate, en los momentos mas lentos del álbum tiran del legado oscuro de la Nwobhm : Satan, Angel Witch, Witchfinder General... etc. Una de las bandas del momento que se merecen reconocimiento internacional y su confirmación como una de las bandas que es candidata a recoger el testigo del Heavy Metal que dejará Judas Priest cuando se retiren.

Puntuación: 8,5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario