miércoles, 25 de mayo de 2016

Godslave - Welcome To The Green Zone

Godslave - Welcome To The Green Zone 2016 Alemania Thrash
Temas:
01. Green Zone
02. Bloodbound Pack
03. So Let It Burn
04. Because We Can
05. Idolized
06. Demon
07. Mad In Germany
08. My Journey
09. 6_2.3
10. Children Of The Pit
11. End Of History

Line Up:
Gnomos - Guitarra
Bernie - Guitarra
The Slavegrunter - Cantante
Tobias Huwig - Batería
Torsten Peeß - Bajo





Thrash tradiccional alemán de toda la vida, eso es lo que busca Godslave con este álbum. Como banda se crearon en el 2000 con el nomre de Slavery, se cambiarian de nombre en el 2007, pasaron a denominarse Godslave y como tales han editado su cuarto trabajo de estudio.
Todos sus músicos tienen cierta experiencia previa en anteriores bandas de Thrash e incluso de Black metal. Podriamos decir que Godslave es una banda de segunda fila, tienen su público en en su ciudad y por los alrededores pero no logran ser considerados una de las mejores bandas de Thrash de Alemania y tampoco el salto internacional.
Tratarán de dar ese salto con Welcome to the Green Zone y la conclusión es sencilla, tendrán que esperar a mejor ocasión. El problema de los Godslave es que hace un Thrash típico con pocos momentos brillantes, te dejan muy frios y simplemente cubren el cupo sin más pretensiones. Así arranca este álbum con un medio tiempo como es Green Zone, donde destaco el trabajo del bajista emulando a D.D Verni de Overkill, exceptuando esta pecualidad es una pista plana.
Bloodbound Pack presenta un riff doblado que tira de groove y aceleraciones en la sección rítmica que sirven para presentar una voz gutural.... el problema de la banda es que los solos no transmiten nada y que no hay cambios de ritmo potentes simplemente el único objetivo es mantener el nivel de intensidad, es una banda que me recuerda mucho a Accuser.
Algo más de pasión y de leña al fuego le echan en So Let it Burn, es lo de siempre un medio tiempo con riffs distorsionados en el que nada ocurre en el que emulan de forma descarada a Overkill y a Accuser.
El sonido de la grabación es perfecto, ellos tratan de sonar old school y de mantener un equilibrio entre la Bay Area y el Thrash tradiccional alemán, como es el caso de Because we Can que me recordó a los Sodom de los noventa.
Uno de los mejores cortes de todo el álbum es Idolized, nos vamos a encontrar con un tema más ambicioso plagado de cambios de ritmo y momentos que recuerdan a Tankard y otros a Destruction, siempre tirando de clasicismo en todo momento.
El problema de este álbum es que todos los temas te suenan iguales. Demon por ejemplo arranca con una atmósfera y una distorsión que recuerda a los Metallica, tiran siempre de Groove Thrash como hacen los Accuser alemanes, todos los temas viajan en la misma dirección.
No mejora el álbum en su segunda parte, incluso hay temas como Mad in Germany que nisiquiera suenan a Thrash, más bien a una mezcla entre Heavy metal y Groove metal, demasiado blandos por momentos. De los pocos temas salvables de este álbum señalaría a my Journey por la velocidad y el buen solo que tiene el tema.
Incluso intentan una balada con 6-2.3, en el que emulan de forma descarada a los Annihilator, este es el problema de Godslave, suenan demasiado blandos, todos los temas son muy similares, no tienen gancho ninguno y su propuesta musical está trillada y carece por completo de personalidad, un disco muy aburrido.

Nota:
2,5 /10

No hay comentarios:

Publicar un comentario