lunes, 30 de mayo de 2016

drama en la NBA

El jugador de los New Orleans Pelicans Bryce Dejean-Jones ha fallecido a los 23 años de edad víctima de uno o varios disparos en el abdomen en la ciudad de Dallas. Su muerte ha sido confirmada por los responsables de esta ciudad.
Las circunstancias de su fallecimiento son realmente extrañas. Según Sarah Mervosh, del Dallas Morning News, el jugador estaba intentando acceder a las tres y veinte de la madrugada al apartamento de su novia, pero se equivocó de piso y al ver que no le abrían la puerta la acabó derribando. El inquilino del piso estaba durmiendo, se despertó, cogió su arma y le disparó al confundirle con un ladrón. Dejean-Jones fue trasladado al hospital, donde falleció tras perder mucha sangre.

Dejean-Jones había cumplido su primera temporada en la NBA y había firmado un contrato de tres años con los New Orleans Pelicans. Esta pasada campaña promedió 5,6 puntos y 3,4 rebotes en 14 partidos antes de lesionarse (fractura en la muñeca derecha).
Los Pelicans emitieron un comunicado en el que lamentan lo ocurrido: “Estamos desolados por la muerte de este joven con un futuro tan prometedor”

No hay comentarios:

Publicar un comentario