sábado, 30 de enero de 2016

Exumer " The Raging Tides"

Exumer " The Raging Tides" Thrash Metal 2016 Alemania
Temas:
01. The Raging Tides
02. Brand of Evil
03. Catatonic
04. Sacred Defense
05. Welcome to Hellfire
06. Sinister Souls
07. Shadow Walker
08. There Will Always Be Blood
09. Dark Reflections
10. Death Factory
11. Forever My Queen (Bonus Track)
12. Hostage to Heaven (Bonus Track)

Line Up:
Mem Von Stein - Vocals (1985-1986, 2001, 2009-present) (Sun Descends, ex-Mayhem, ex-Of Rytes, ex-Phobic Instinct, ex-Tartaros, ex-Humungous Fungus)
Ray Mensh - Guitars (1985-1991, 2001, 2009-present) (ex-Humungous Fungus)
T. Schiavo - Bass (2009-present) (ex-Hemlock, ex-Terror of the Trees, ex-Porphyria, ex-Sun Descends, ex-Skarhead, ex-Subzero)
Matthias Kassner - Drums (2010-present) (Dipsomania, ex-Paria)
Marc Bräutigam - Guitars (2013-present) (Everflow, Jitterbug, ex-Asakku, ex-Caer Gwydyon, ex-Infernal Curse, ex-Orden Ogan (live)) 



Exumer es esa clase de bandas que no necesitan presentación. Toda una vida en el Thrash, es cierto que vivieron tiempos mejores, ¿ pero que banda de Thrash actualemente está en mejor forma que en los ochenta? no son ellos, es el género musical que practican que no tuvo un relevo generacional, ni se aportaron nuevas ideas, un estilo algo anquilosado en el pasado.
Los Exumer saltaron a la fama  por su álbum " Possessed By Fire" de 1986, dónde la banda demostró tener una velocidad y una contundencia superior a la de las demás bandas alemanes. Quizás los Exumer no son una banda técnica cómo lo pueden ser Artillery o Mekong Delta, quizás les falta el gancho de bandas cómo Destruction, pero tienen un sonido que el público se identifica enseguida con ellos.  Rising from the Sea fué su siguiente trabajo, un álbum inferior al anterior pero que seguía las mismas directrices.
En 1991 cómo tantas otras bandas decidieron separar sus caminos y no volverían hasta el 2008, editarían  " Fire & Damnation", en el 2012, un trabajo solvente pero poco más.
Este " The Raging Tides" retoma la senda de sus álbumes de los ochenta, y es una oda auténtica a la década ochentera, la etapa dorada del Thrash. De la formación original tan solo quedan su cantante y guitarrista, el señor Von Stein y su bajista, Mensh.
Pese a los cambios de formación la banda consigue encontrar su sónido, para mi gusto siempre fueron un cruce entre Destruction y Exciter. " The Raging Tides" es un buen tema para arrancar, veloz, directo al grano, sónido clásico y solo limpio y con clase, una tónica habitual en todos los solos de este trabajo. " Brand of Evil", tiene una mayor potencia en la base rítmica, y de nuevo arrancan con ritmo speedico, un guiño a los viejos fans, son los Exumer de siempre, cambios de ritmo continuos, medio tiempo más atmosférico en el estribillo con riffs cargados de Groove, en este solo hay un cierto mátiz melódico siguiendo la estela de lo que hacen a día de hoy los Sodom.
" Catatonic", puede que sea el tema con más gancho de todo el trabajo. Nos vamos a encontrar un medio tiempo con riffs doblados cargados de energía, es un ritmo adictivo que lleva el tema en volandas y se repite de forma constante, me recuerda mucho a los Overkill, la monotonía la rompe el guitarra solista con un solo directo al grano y con un sonido agudo, veloz y técnico, para retomar el estribillo.  No nos vamos a encontrar ningún temazo, pero no bajan la intensidad en ningún momento y es un trabajo que entra por la oreja a la primera, se disfruta con el paso de las escuchas sin perder interés. " Sacred Defense", es uno de mis temas favoritos gracias a un riff que roza el Death metal con un trémolo hiperveloz, imposible no pensar en bandas cómo Morbid Saint o Onslaught.
Continuan con ese ligero acercamiento al Death con " Welcome to hellfire", un inicio catatónico y potente gracias a un ritmo de batería muy contundente, combinado con el típico medio tiempo con el riff agudo de la bay Area, combinado con esas aceleraciones dónde el trémolo de la guitarra se oscurece.
Hay temas cómo " Sinister Souls" o " Shadow Walker" que te sonaran muy similares a otros temas de este álbum, pero no bajan el nível de intensidad y eso es lo importante.  Siempre hacen constantes referencias al pasado cómo en " There will always be blood" un corte al galope que se acaba acelerando, pero con una letra oscura, un estribillo tétrico, que te recuerda claramente a los orígenes de la banda, los fans de Exumer estarán contentos.
Otro tema que celebrarán los fans es " Dark Reflections", de nuevo trata de seguir la estela del Possessed By Fire, y de nuevo suena a un cruce entre los primeros Exodus, Destruction.... imposible sonar más clásico. La conclusión es sencilla, los Exumer mejoran su álbum de regreso, es una banda que desde que decidió volver se fueron engrasando poco a poco, hasta lograr el sónido clásico y potente que buscaron desde un primer momento, " The Raging Tides" es el camino a seguir para esta banda.
https://www.youtube.com/watch?v=SrybyOEkzFc

nota:
7,5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario