viernes, 31 de julio de 2015

Cuba Libre de Elmore Leonard

Sinopsis:  Ben Tyler es un vaquero expeditivo que, para cobrarse una deuda, atraca un banco y acaba en la cárcel. Su amigo Charli Burke espera a que cumpla condenada para proponerle un negocio: llevar unos caballos a Cuba y ganarse así unos dólares. Tyler comprende enseguida que, además de los caballos, llevan también un cargamento de armas para los insurrectos. Estamos en efecto, en 1898, y el dominio español en la isla llega a su fin, acosado por los guerrilleros locales y la codicia apenas disimulada de los norteamericanos y de los propios españoles.

Opinón Personal: Decepcionante al máximo. Me esperaba muchísimo de esta novela y el chasco fué grande. Una novela que en su tapa te dice que mezcla novela histórica, Thriller y western... todo esto entrecomillas cómo voy a exponer a continuación.
¿ Thriller? si, tiene sus mecanismos, pero es que a falta de 100 hojas ya intuimos el final. ¿ western? yo casi diría que Spaguetti Western, de nuevo vuelve a tener sus mecanismos y su violencia, es la parte más interesante de la novela. ¿ Novela histórica? un poco, pero no sabe aprovecharse de un marco incomparable cómo aquella Cuba de 1898, y acaba siendo una simple novela de aventuras, la típica caza del ratón y el gato.
El comienzo es pletórico. Ben Tyler sale del trullo y su colega Charlie le presenta un plan para rascar unos dólares que a priori no presenta complicación, pero sí la tiene. Transportan unos caballos para venderle a un rico millonario afincado en Cuba, Mr. Deveroux. Pero aparte de caballos transportan armas para los insurrectos cubanos.
Tyler ya se mete en problemas desde que llega a la isla. Lo primero que hace es batirse en duelo con un soldado español, por faltarle al honor, Teobaldo, acaba matándolo e ingresa en la cárcel, mientras Charlie Burke es cosido a balazos, por Talavera, el jefe de la guardia civil española destinada a la Habana.
En la cárcel, Tyler se hace amigo de un soldado que sobrevivió a la explosión del Maine, muy por encima nos cuenta lo que le sucedió a ese barco. Uno piensa que el atentado contra el Maine, va a ser el eje central de la novela, pero se encuentra con que simplemente ocupa la primera parte de la novela, y se acaba diluyendo, una pena, porque era una gran baza.
Fuentes es el criado del señor Deveroux y un insurgente disfrazado de siervo. Amelia es la amante de Deveroux, la cúal queda fascinada con el vaquero nada más verlo. Juntos deciden dar un golpe y sacar al vaquero de la cárcel. El plan  es pedirle rescate por Amelia al señor Deveroux, y que ese dinero vaya dirigido a la guerrilla cubana. Por cierto, este plan, tiene toda la pinta de ser un guión típico de cualquier Spaguetti Western, y no necesariamente de los buenos.
Las primeras 100 hojas te mantienen enganchado. La llegada a Cuba, la presentación de los soldados españoles, la tragedía del Maine, y sobre todo la buena labor de Leonard, para dotar de personalidad a sus personajes. Muchos buscavidas, crueles y aprovechados, pero lo que no consigue en ningún momento Leonard, es dotar de vida a Cuba, no consigue hacerme creer que están en Cuba.
La novela caé absolutamente en picado, trás la liberación de Tyler de la cárcel, y empieza el topicazo. Obviamente Amelia y Tyler se enamoran, pastelazo e historia de amor cliché, que no aporta absolutamente nada. Las últimas 200 páginas, Cuba pierde toda su esencia, y simplemente es un cara a cara entre Deveroux, que tiene de parte a los españoles, y Tyler, que tiene de parte a los guerrilleros cubanos, nada más, contado a trompicones y con prisas. Incluso hay un episodio dónde Amelia enferma y tiene que reposar en una leproseria, me recordó muchísimo a Papillón. En definitiva, una novela que prometía mucho y no cumple con las expectativas generadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario