lunes, 27 de julio de 2015

abatido a tiros el león Cecil

Se ha encontrado su cuerpo sin piel ni cabeza. 'Cecil' era hasta el pasado día 1 la estrella de la reserva de Hwange, en Zimbabue, inmortalizado por miles de turistas. Un espectacular ejemplar de león de melena oscura de 13 años, el más grande de la región, líder de una manada compuesta por tres leonas y siete cachorros. Las autoridades están intentando dar con la identidad del cazador, aunque ya saben que es español y que debió pagar unos 50.000 euros por acabar con la vida de este hermoso animal, todo un icono de la vida salvaje. La investigación sigue adelante con las evidencias que ya se tienen: engañaron al león (llevaba un collar de seguimiento que fue destruido) y lo sacaron del parque, situado en medio de fincas privadas, colocándole un animal muerto como cebo para atraerlo. "Le dispararon por la noche con arco y flechas para no hacer ruido y estuvo desangrándose hasta que lo remataron con rifles por la mañana. Podría considerarse una caza furtiva", explica el matrimonio formado por Luis y CJ Muñoz, de Chelui4lions, colaboradores de varias ong surafricanas y españolas, y de la británica Born Free. "Nuestra misión es la defensa de los leones tanto en cautividad como en libertad. Estamos en contra de la caza y de la cría de leones en cautividad". A este desastre, añaden, hay que sumar el hecho de que el nuevo macho de la manada matará a los cachorros de 'Cecil' para que las hembras estén dispuestas de nuevo a procrear. "¡Qué salvajada solo para que una persona y sus amigotes se den el placer de matar a un animal salvaje!", dicen.
y para colmo, el cazador era español. Jamás entenderé el placer que le puede proporcionar a alguién, matar a un animal, este mundo apesta, pero áfrica es áfrica y sus gobiernos corruptos por el primer poder, el puto establishment, permiten estas matanzas, el mundo apesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario