jueves, 26 de marzo de 2015

sacaba

Sacaba tiene 172.466 habitantes (censo 2012). Debido a la carencia del espacio en los límites de ciudad de Cochabamba, varios complejos nuevos de urbanización han sido construidos dentro de los 13 kilómetros que separan Sacaba de la ciudad de Cochabamba. Muchos de estos complejos residenciales se han construido para los empleados de las empresas basadas en la ciudad.

 El Clima en Sacaba es templado, con un clima similar al de la ciudad de Cochabamba. Durante el invierno, la gama de temperaturas de 1c a 24c y la precipitación son raras. Durante la época de verano, la gama de temperaturas va a partir del 10c a 19c con la precipitación pesada.


Sacaba es una capital culinaria en Cochabamba, famosa por sus delicadezas basadas en carne de conejo cuy  y otras ofrendas gastronómicas. Varios restaurantes se pueden encontrar en las calles de la ciudad. Sacaba es también famoso por sus numerosos chicherias, que producen la chicha de maíz,( Que es un fermento de la misma)de un agradable sabor, se cita al pueblo con picardía como "Sacaba - donde la chicha nunca se acaba".

La mayoría de los residentes de Sacaba trabajan en la ciudad de Cochabamba. Las industrias locales incluyen el alimento crudo, producción de cereal, fábricas de zapatos, entre otras. Los edificios coloniales, los mercados públicos y otras despiertan el interés de los turistas.
 El Municipio de Sacaba se encuentra a 14 km. de la ciudad de Cochabamba, antiguamente fue capital de una gran parte del trópico. Su fiesta patronal más importante es la Virgen de Amparo.


Sacaba tiene como principales atractivos turísticos: la localidad de Ukuchi, el templo de Bella Vista, la laguna de San Isidro, el circuito de Motocrosss de Quintanilla, la casa de Hacienda de Tocopona, el templo de Melga, el camino del Inca, entre otros. En los cerros del norte de Sacaba se practican deportes extremos como parapente.

La feria del Chicharrón, en el mes de junio, es visitada cada año por cientos de comensales.

En este municipio tienen sus viviendas de residencia la mayoría de los agricultores que desarrollan actividades en el trópico.


La vestimenta varía de acuerdo a la zona geográfica del país. En la zona del Altiplano es común ver multicolores , vestidos principalmente confeccionados con lanas de llama, alpaca, vicuña u oveja, que han sido teñidos utilizando colorantes naturales conocidos como anilina. Estas vestimentas capturan rápidamente la atención de los visitantes quienes, no siendo ajenos a su vistosidad, terminan adquiriendo vestuarios completos. El vestuario lleva incluido generalmente tejidos con patrones geométricos, ocasionalmente zoomorfos y antropomorfos, y barras conocidos como  aguayos o en quechua lliqllas. Es común la presencia de estos elementos en comunidades de los aymaras, quechuas, urus y chipayas   guarani, tupihuarani con variaciones en tonos o colores en cada comunidad. En las ciudades, los descendientes indígenas que migraron adquirieron vestimentas características que tuvieron origen en tiempos de la colonia , y que con el tiempo ha dado origen a la palabra "cholo" y "chola". Las mujeres son las mejores representantes de esta herencia, pudiéndose diferenciar claramente el vestuario de mujeres  protosinas, orureñas, paceñas, cochambinas, chuquisaqueñas, tarijeñas  y tupiceñas. Incluso en la paz , las  comunidades afrobolivianas han matenido tradiciones, música y vestimentas propias.

En las zonas orientales que comprenden los departamentos de Santa Cruz, beni y pando, de clima caluroso existe una gran variedad de vestidos entre los que se encuentra el "tipoy", vestido de una sola pieza, largo y de mangas cortas con bordes rematados de encajes o lazos de colores. Los "tipoy", están confeccionados con hilos suaves y coloreados con matices alegres y diseños floridos. Por lo general las mujeres no llevan sombrero y prefieren los arreglos de flores en los cabellos, a veces trenzados en una pieza y a veces en dos. Los varones usan sombreros de ala ancha confeccionados en mimbre llamados sombreros de saó

No hay comentarios:

Publicar un comentario