miércoles, 30 de julio de 2014

las leyes de la frontera javier cercas

forma de la novela:
La novela está dividida en dos partes, subdivididas en capítulos enumerados. La primera parte se titula «Más allá» y cuenta con nueve capítulos, mientras que la segunda parte se titula «Más acá» y cuenta con doce capítulos. El libro acaba con un epílogo  titulado «La verdadera historia del Liang Shan Po», e incluye una nota final de agradecimientos, donde menciona a distintas personas y libros que le ayudaron durante el desarrollo de la novela.
Cada capítulo, incluyendo el epílogo, está escrito como si se tratase de entrevistas  realizadas por un escritor, después del año 2006, a tres personajes, que dentro de la ficción participan de diferentes maneras en los hechos que componen la obra. Como el escritor interviene muy poco en los dialogos , cada capítulo es casi un monólogo . Los entrevistados de la primera parte del libro son el personaje de Ignacio Cañas, alias Gafitas, y el inspector Cuenca, quienes rememoran parte de sus vivencias ocurridas durante el verano de 1978 en gerona. Los entrevistados de la segunda parte son el mismo Cañas y Requena, antiguo director de la cárcel de Gerona, quienes esta vez hablan acerca de lo ocurrido los últimos años. Gafitas es uno de los protagonistas de la historia, y el narrador principal de toda la obra. Las entrevistas se intercalan sucesivamente, comenzando en ambas partes con declaraciones de Cañas. La primera parte también acaba con una entrevista a Cañas, mientras que la segunda con una de Requena. El epílogo, por su parte, corresponde a la entrevista final que el escritor le hace a Gafitas.

sinopsis: 
En el verano de 1978, cuando España no ha salido aún del franquismo y no termina de entrar en la democracia y las fronteras sociales y morales parecen más porosas que nunca, un adolescente llamado Ignacio Cañas conoce por casualidad al Zarco y a Tere, dos delincuentes de su edad, y ese encuentro cambiará para siempre su vid a. Treinta años más tarde, un escritor recibe el encargo de escribir un libro sobre el Zarco, convertido para entonces en un mito de la delincuencia juvenil de la Transición, pero lo que el escritor acaba encontrando no es la verdad concreta del Zarco, sino una verdad imprevista y universal, que nos atañe a todos. Así, a través de un relato que no concede un instante de tregua, escondiendo su extraordinaria complejidad bajo una superficie transparente, la novela se convierte en una apasionada pesquisa sobre los límites de nuestra libertad, sobre las motivaciones inescrutables de nuestros actos y sobre la naturaleza inasible de la verdad. También confirma a Javier Cercas como una de las figuras indispensables de la narrativa europea contemporánea.

opinión personal: Me a gustado, pero con algún matiz que otro. Para extraerle todo el jugo a la novela tienes que estar familiarizado con el cine kinki y esos años, yo soy un seguidor de esos años y si que le extraí todo el jugo a la novela, pero empezemos por el principio.
La documentación: el zarco es un calco de el Vaquilla, el mismo autor lo reconoce y dice que la biografia de Moreno cuenca ( el vaquilla) le influenció. Tenemos sus constantes idas y salidas de la cárcel, su adicción a las drogas, su matrimonio que fué una farsa, muy parecido al vaquilla.
Pero esta no es una biografía novelada del vaquilla, el autor se saca de la manga dos personajes: el gafitas ( para mí el más flojo de la novela) y Tere ( muy conseguido. Siguiendo con la documentación, recrea los años del postfranquismo en Gerona de manera veraz. Es un escritor que sabe elegir muy bien sus temas.
La forma de escribirlo: vuelve a optar otra vez por la técnica de un libro dentro de un libro, cómo hiciera en soldados de salamina. Alguién escribe las memorias del zarco y este a su vez, hace entrevistas a las personas que lo conocieron, reconstruyendo una historia, que sigue viva en el presente.
 Los personajes: hay dos tipos de escritores, los malos: que piensan más en el thirller, en el desarrollo de la acción que en crear personajes de calado. Los buenos: que le dotan de personalidad a sus personajes y deja que la personalidad de estos sean los que llevan la acción, Cercas pertenece al segundo grupo.
Esto es una novela moderna, muy efectista, más que de hondo calado. Los personajes de Cercas, son tan humanos que casi crees que es una voz interior la que te habla. Son humanos porque dudan, porque mienten, por que son muy contradictorios. Y fruto de esto tenemos la clásica novela moderna de mentiras, contradicciones, desmentidos... que nos quieren hacer pensar una cosa, para después darnos una sorpresa de las grandes. En ese sentido, me recuerda esta novela al asunto de harry quebert.
En cuanto a los personajes, ya dije que el del zarco, no lo puedo valorar, porque es el vaquilla realmente, y una vez más la realidad supera a la ficción. Por otra parte Tere es un enorme personaje, del que en realidad no sabemos nada. Nos desconcierta su relación con el zarco, y es una novela de final abierto, es ella en todo momento la que tiene la sartén por el mango.
El gafitas, es un personaje un poco cargante, y se me hizo algo más dificil de digerir, con sus contradicciones, con su nula personalidad, con sus idas y vueltas, pero hay que admitir que forma parte de un engranaje perfecto, de un círculo a 3, en el que cada uno saca sus conclusiones, la mía es que fué utilizado de principio a fin.
aparte de darle un palo al postfranquismo, revisar los arcaicos métodos policiales, las diversiones de aquellos años, pues aprovecha mediante el personaje de María de darle un palo a la prensa del corazón. María es el alter ego de Isabel Faya, esposa de Vaquilla. La realidad no fué tan así, ella estuvo en los medios pero tampoco fué para tanto.
Cómo curiosidad, los que leyeron esta novela y están familiarizados con el cine kinki, hay dos páginas casi al final, que para muchos seguro que pasaron inadvertidas. Que es las que cuenta la relación del zarco con el director de las películas, homosexual, y una relación tirante. No sé.... Cercas se baso en el vaquilla, no me imagino esa relación con Vaquilla vs De la Loma. La relación más bien es similar a Jose luis Manzan o y Eloy de la Iglesia, solo es una curiosidad.
Me gusta porque recrea genialmente Girona por aquellos años y su miseria. A su vez es un alegato hacia la juventud y aquellos veranos eternos que te cambiaron la vida, un tema demasiado explotado tanto en el cine cómo en la novela.
Es un juego a 3, de eso va la novela. Cada uno se utiliza a cada uno, sabes que el Zarco utiliza a gafitas para sus golpes, sabes que gafitas utiliza al Zarco para escapar de su matón del colegio, Batista.... pero no sabes que papel juega Tere, y esa aureola de misterio, esas idas y venidas de ella sin ninguna explicación, un personaje que sale y entra de la vida de ambos sin nunca una explicación, le sienta bien a la novela y le da múltiples lecturas.
Asistimos a una novela, que va creciendo con los personajes. Desde su adolescencia hasta madurez, sueños y anhelos, y sobre todo idealizaciones cómo la de la frontera azul, y caída de esos sueños y mitos, frustración, muerte y superviviencia en caso de otros.
Cómo todas las novelas de adolescencia está muy bien contada la importancia que se le da a todo en esos años y que pronto se olvida uno de todo. 
La miseria está muy bien contada, cómo la recreación del barrio chino y de los golpes, la música, los coches..... Cercas ya había conseguido un éxito rotundo con su visión del golpe de estado, y vuelve a tocar un tema que nunca pasará de moda: los kinkis.
El que esté familiarizado con este mundo, hubiese visto las pelis de la loma o de eloy, disfrutará el libro y se quedará con ganas de más.
la novela te hace sacar varias conclusiones, te deja pensando. ¿ de que sirve el regimen penitenciario? ¿ un hombre y su destino? yo lo que creo que le pasó al vaquilla, es que su problema venía de antes. Un hombre que sólo conoció la miseria, la vida dura, la superviviencia, no puedes pedirle que se reinserte en la sociedad sin más.


Es una novela que se lee de un tirón. Ágil, absorvente, que para mí sólo tiene esos dos defectos, el personaje del gafitas y que es demasiado efectivista, y te das cuenta en el fondo, que no tiene tanto calado humano cómo cabía de presuponer, eso sí, en líneas generales buenísima novela, recomendable 100%, divierte, informa y ahonda en unos años que siguen dando de que hablar.  Cómo todo este tipo de novelas tiene un capítulo final dónde nos lanzan una nueva bomba informativa, y es que es una novela con giros bruscos no en la acción, sino en la manera que el lector tiene de ver al personaje, y eso sólo lo hacen los buenos escritores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario