jueves, 24 de julio de 2014

Bloodgood " detonation"

Bloodgood " detonation" 1990 white metal usa
temas:
 Battle of the Fleshv
vagrant people
 Self-Destruction
alone in suicide
  Heartbeat (Of the City)
eat the flesh
 Holy Fire
crucify
the messiah
live wire

formación.
les carlslen: cantante
david zaffiro: guitarras
michael bloodgood: bajo
mark welling: batería

Es un album bastante sorprendente, sube bastante el nível compositivo de su primer album. Por cierto la contraportada le da mil vueltas a la portada, cosas raras.
Es un album muy curioso, una mezcla entre metal técnico shred, con ritmos del speed power metal americano, toques neoclásicos, coros muy épicos.... es realmente ingenioso. Y es diferente a su primer album, porque en su primer trabajo Zaffiro que es el genio de la banda, estaba completamente maniatado. Por ejemplo en su primer album, nos encontramos con unos temas encorsetados con una estructura muy simplona y unos coros comerciales melódicos. Pero es que bloodgood es una banda que no tiene ningún gancho comercial. Cuando se meten a hacer melodía, no transmiten absolutamente nada, ¿ porque? porque tienen un guitarrista técnico, y sus derroteros deben ir por otra parte.
Y esto es lo que entienden en este segundo esfuerzo discográfico, es un metal que no transmite excesiva fuerza, ni tampoco es demasiado pegadizo, pero está muy bien echo. Zaffiro está completamente desatado y hace lo que le da la gana. En battle of the flesh se desata con un trabajo en las guitarras muy shred, en vagrant people tenemos toques neoclásicos y épicos. Los coros dejan de ser melódicos para ser más aguerridos.
En el tercer tema bajan el listón con un hard rock setentero, y es que ellos jamás dejaron atrás sus raíces rockeras. y es lo malo de Bloodgood, que todos sus albumes tienen temas que bajan bastante la nota final, pese a que tienen cosas ingeniosas cómo ritmos de batería bastante originales, riffs y punteos muy buenos, no es una banda de discos redondos, sino de temas sueltos, a mi humilde entender.
Es cómo una máquina perfecta que no acaba de funcionar. Tienen a un batería de primera, un guitarrista excelente y un cantante potentisimo, pero se pierden en este trabajo en mil y una piruetas, suele pasarle a los grupos tan técnicos, mucha creatividad, mucha originalidad, pero a la hora de la verdad, no transmiten gran cosa. Cómo en la balada self destruction que es un medio tiempo potente. Cuando están melódicos no consiguen transmitir aunque se les nota la clase por los cuatro costados, pero cuando están veloces es cuando sacan lo mejor de si.
Pese a todo un album con muchas ideas: hard rock setentero, power metal americano, coros épicos, shred, neoclásico, melodía.... interesante.
https://www.youtube.com/watch?v=XwunbRpv1Wc
album completo

No hay comentarios:

Publicar un comentario