viernes, 19 de abril de 2013

la infancia de Norman Bates

                           capítulo 2:
 



                         Mi habitación acolchada del psiquiátrico está desnuda de cualquier objeto, es la idea de Blowstone, despojar de cualquier rasgo de personalidad dónde habito, que los objetos y su simbología cobren un nuevo significado pero en su despacho acudí una vez y estaba presidido por un crucifijo que me llamó la atención.
¿ Porqué murió por nosotros? la redención  através del dolor, cientos de generaciones venerando su sacrificio, cuando los ancestros de sus ancestros lo torturarón inpunemente.
Yo a través del dolor sólo encontre más dolor no le encuentro sentido a su sacrificio ¿ porque murió por una raza que lleva asesinándose desde el princpio de los tiempos? ¿ poruqe eligió Israel y esa época? ¿ porqué se rodeo de necios que no comprendían su mensaje?
Ojalá creyese en el perdón, en el amor cómo fuerza motora que mueve el mundo, en la vica como puente a otra vida mejor, pero nací en las tinieblas y práctico la religión de los débiles el ojo por ojo, me dejo llevar por la causalidad que casi siempre conduce a la fatalidad, no tengo fuerza de voluntad.
Vuelvo a desvariar, es lo que provoca evocar el pasado, aunque Blowstone diga que admitir mi locura y mis crimines me liberara, un fuego interno me abrasa las entrañas y vuelvo a escuchar esa voz punzante y dictatorial que me acompaño toda la vida, la voz de ....  no quiero oirla!
Si mi habitación tuviera algún objeto, si me permitieran tener cordones en los zapatos, si mi ventana no tuviera barrotes, hace muchos años que me hubiera quitado la vida.
¿ somos todos hijos de Dios? eso me incluira a mi? lo dudo. Soy las sobras de un banquete, la carne hedionda que espera a que un buitre carroñero la devore, soy la cara falsa de la moneda, el renegado, el aborto de Dios, pero quizás.... quizás el daño que infligi quizás mi devastadora obra... puede que sirva para que estudien mi caso y no vuelvan a permitir que otra nueva abominación de la naturaleza vuelva a campar por sus anchas.
Oigo risas histéricas en la habitación de al lado y alaridos con estallidos de llanto histérico, ! callaos malditos .... y esa voz otra vez.
Has sido malo Norman! no,. no quiero escucharte..... " cuantale al doctor lo que hice, cuante lo cobarde que eres y como te defendí"..... El embrujo del diablo se vuelve a apoderar de mí y me veo obligado a recordar. Asesine a tia Clara y la tiré al cenegal, dónde años antes ella ayudada de Madre, habían arrojado el cuerpo sin vida de Fawcett. Vestía cada día con un vestido nuevo a Madre, incluso le compraba ropa,  pieinaba, acostaba su cadaver en su mullida cama, la ponía en su silla mirnado por la ventana.
La rara vez que tenía una visita en casa, era del sheriff o de Karras, que eran las únicas personas que se preocupaban porque un niño viviera solo. CUando había peligro agarraba a Madre y la escondía en el sotano, ella protestaba " no quiero que me encierres en el sótano Norman" eso la ponía de mal humor y después se tiraba días sin hablarme.... si, ya lo sé, mi Madre estaba muerta y yo mantenía conversaciones con un cadaver, pero de aquella para mí, ella seguia viva y confieso 2 cosas, la primera es que esconderla en el trastero me producía una muda satisfacción., será una chiquillada pero era cómo devolverle a ella sus castigos que tanto me atormentaban, por primera vez me imponía a ella, era un victoria, una victoria sin vida. Esta ilusión en mi cerebro, creer que ella seguía con vida, fué una hábil treta de mi cerebro para no enfrentarme a la realidad, para evitar el sentido de culpabilidad que me empujaría a la autodestrucción  y yo mataría a cualquiera que me intentará despertar de mi sueño, cómo así sucedió.
to be continued

2 comentarios: