martes, 9 de abril de 2013

la conjura de los necios toole

La conjura de los necios nos muestra al extravagante y atípico Ignatius J. Reilly,  un treintañero antisocial de Nueva Orleáns que vive aún con su madre y que detesta trabajar. Ignatius se cree un genio, y el mundo no le gusta tal como es, porque considera que las normas morales ya no existen y que lo mejor es volver al modelo de vida medieval con un completo control de la Iglesia católica sobre el comportamiento de los seres humanos. Para su fortuna, no tiene la necesidad de lidiar con la sociedad a la que tanto critica porque su madre, aunque a duras penas, lo mantiene, pero un accidente obliga a Ignatius a salir y buscar un trabajo. En las calles de Nueva Orleáns se cruza accidentalmente con personajes tan atípicos como él con sus propias historias, y de alguna forma el destino y el propio Ignatius se encargan de unirlas y de desatar un caos mayor que el que ya tenía cada uno por separado.
detrás de una de las mejores novelas del siglo pasado, se esconde la historia del autor, jhon kennedy toole. Escribió a los 16 años la biblia de neón, de la cúal teneis crítica en mi blog. Vivía en New Orleans, dónde se crió con su madre, y captó perfectamente todo el colorido, la forma de hablar, las costumbres, el blues... lo captó para su conjura de los necios.
Estuvo en la armada dónde fué profesor de inglés, pero no estaba feliz, su sueño era publicar esta novela, de la que estaba seguro de que era una obra maestra, no estaba equivocado. 
Le cerraron las puertas una y otra vez, y se suicidó. La perseverancia de su madre, que siguió aunque a título póstumo, cumplir con el sueño de su hijo, y consiguió al fin que se la publicasen, a día de hoy, es una novela de culto.
Ignatius really es uno de los personajes más interesantes de toda la historia de la literatura. Ama el mal gusto, acude a los cines para ver peliculas malas, y se regocija con los bodrios, anota en su cuaderno tauro, todo lo que hace durante el día y los comportamientos humanos, mantiene una correspondencia con una amiga de la universidad, pero es su único contacto con las mujeres, odia que lo toquen, un misogeno.
Ignatius se cree un genio incomprendido, vago hasta decir basta, se niega a trabajar, hasta que su madre se saca un amigo policia, que le aconseja que le ponga las pilas a este treintañero obeso.
Hilaridad, mordicidez, ácidez.... es lo que nos despierta Ignatius con sus críticas recalcitrantes cuando accede al mundo laboral. Su torre de márfil, y su complejo de edipo, se cae cuando su madre quiere que deje de ser un niño mimado y vuele del nido, su perfecto mundo cómodo sin sobresaltos se ve sacudido.
Es una obra maestra, por sus diálogos hilarantes pero cargados de intención, por el retrato despiadado que hace de la sociedad, ignatius really es quijotesco, se niega a subirse al carro del existencialismo más pueril y del capitalismo, un soñador que quiere cambiar el mundo, pero desde el sofá de su casa sin mover un dedo.
Criticado, humillado, nadie le consigue bajar los humos, y es que es uno de los personajes más arquitecturamente mejor construidos de la historia de la literatura.
Esta obra, para mi gusto es la mejor de los escritores malditos americanos, lo cúal son palabras mayores, por encima de Kerouac, de ken kesey y buckowsky y que influencio muchísimo a escritores cómo Paul Auster.
Nadie se atrevió a publicarla, porque es un golpe a los intestinos de la sociedad americana. Una novela que daría lugar a un forún de debate, bajo esa capa de hilaridad y jocosidad, se esconde una mente inquieta, una crítica despiadad contra la forma de vivir americana, Toole era un genio, y sólo nos quedará la duda de que si siguiera vivo, que obras sacaría.... seguramente estaría a la altura de los elegidos: cervantes, dostoyeski y tolstoi.... no me tiro de la moto: con 16 años escribe la biblia de neón y con 20 la conjura de los necios... era un superdotado, y un mago del lenguaje.

1 comentario: