domingo, 10 de febrero de 2013

catacumbas de la catedral de santiago

Este espacio permite entender la evolución de la catedral: primero mausoleo romano, necrópolis sueva e iglesia consagrada en el 899 al apóstol Santiago.

Este gran cementerio se encuentra bajo la nave central y el brazo sur del crucero. Decenas de tumbas se exponen con sus laudes (lápidas que cierran las sepulturas), entre ellas la del obispo Teodomiro, hoy expuesta en la nave lateral derecha del templo.
Por la dificultad del acceso y mejor conservación, se limitará la entrada a un máximo de 12 personas por día.  Tras las excavaciones realizadas para acondicionar el entorno, se ha constatado la violencia con la que Almanzor atacó el templo, en contra de la tradición que la reduce a un simple robo de campanas.
Hay tumbas abiertas con los cuerpos dentro y esqueletos en los laterales, es por ello que las visitas están prohibidas para niños menores de 14 años. Es una visita interesante para conocer la evolución de la catedral, desde la época romana hasta la iglesia consagrada al apóstol Santiago en el 899 La visita dura unos 45 minutos. Tiene lugar de lunes a viernes, excepto en días festivos y vísperas. Sólo hay una visita diaria, a las 16:00 y está limitada a 12 personas. Es por ello que se recomienda reservar con la máxima anterioridad posible.
  Unas galerías subterráneas que albergan una necrópolis. Un auténtico cementerio porque hace muchos siglos, antes de que se construyera la Catedral, allí existió una ciudad. 
 Tumba identificada como la del obispo Teodomiro (año 850), promotor del hallazgo del sepulcro del Apóstol Santiago. Fue hallada en 1950 en la nave sur y expuesta junto a la entrada a las excavaciones. Conserva el mismo estilo de cruz de la época.
 Conducción de agua y posible sala termal de fábrica romana del siglo II al IV dC. Suelo de losas de hormigón romano. La sala del fondo es colindante con el mausoleo y cripta del Apóstol.

2 comentarios: