viernes, 9 de noviembre de 2012

ford orion 86

En 1986, coincidiendo con el lanzamiento del Scorpio, la gama Ford experimentó una reestilización, que en el caso del Orion consistió en un rediseño del frontal (semejante al del Scorpio), nuevas defensas y molduras sin cromados y un nuevo salpicadero y cuadro de mandos. Mecánicamente, la mayor novedad fue la incorporación de un sistema de antibloqueo de frenos abs (de accionamiento mecánico) y ligeras variaciones en la suspensión para solucionar los defectos de la anterior versión.
También se introdujeron cambios en los motores: el 1.3 bajó su potencia a 60 CV y el 1.6, ahora con carburador  Webber doble, subió hasta 90 CV. Entre medias, y para escalonar la gama, surgió un motor de 1.4 litros y carburador también doble con 75 CV a 5600 rpm. En 1989 apareció un nuevo motor diésel, esta vez de 1.8 litros, que rendía 65 CV a 4500 rpm. En lo relativo al equipamiento se añadieron al catálogo de extras la servodirección,kit rs, el cierre centralizado (con cerraduras de seguridad) y el equipo de radio estéreo de 4 altavoces. El aire acondicionado apareció como opción durante el verano de 1988.El tope de gama era el 105cv,con el mismo motor del escort XR3i.
Al principio de su vida comercial, Ford trató de introducir el Orion como un automóvil de lujo del segmento c, un escalón por encima del Escort, presentándolo en su publicidad con terminaciones Ghia (terminación de lujo en Ford), evitando lanzar versiones básicas en motorización y acabado y dándole un precio mayor que a los Escort. Finalmente, Ford empezó a lanzar también versiones básicas del Orion, al no haber conseguido su objetivo comercial de crear un modelo con una imagen diferenciada. Existían varios niveles de acabado: L, CL, GL, y Ghia, además de una versión deportiva, el GT. Este escalonamiento de gama hizo del Orion uno de los automóviles de su categoría más vendidos en toda Europa. De la misma forma, las unidades con motor diésel se habían hecho populares entre los taxistas por su fiabilidad y bajo consumo.
un clásico de las carreteras españolas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario