jueves, 13 de septiembre de 2012

nunca es tarde

Ángel Martín y Ricardo Castella (muy conocidos por el desaparecido programa de televisión Sé lo que hicisteis) se acercan al teatro con Nunca es tarde, un montaje con el que tratan de poner de manifiesto que uno siempre puede dar un giro a su propia vida para hacer, o al menos intentarlo, los sueños realidad. El caso es que estos dos actores, que se autocalifican como idiotas, además de pensar dar un giro a sus vidas..., van y lo hacen.
Nunca es tarde cuenta una historia casi, casi real. Ángel es el azote de la prensa del corazón. Pero, repentinamente, deja su popular programa televisivo. El caso es que un viernes lo tenía todo: éxito, dinero, fama... y cuatro días después lo ha perdido todo. Y encima debe dos millones de euros. Ni donde dormir tendría si no le hubiera acogido en su casa su íntimo amigo Ricardo, al que llevaba cinco años sin ver, el mismo tiempo que se había dedicado de lleno a la televisión. La obra mezcla realidad y ficción, y sirve a sus autores para cumplir un sueño de adolescencia: escribir canciones.
pues este duó actúa en la coruña, los dos trabajan para la tv, y nos ofrecen una hora y media de humor ácido, en el teatro rosalía de castro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario