viernes, 21 de septiembre de 2012

el final de la guerra joe sacco

Joe Sacco dibuja  reportajes de guerra en blanco y negro.  Joe Sacco viaja por el mundo preguntando quién hizo qué, cuándo, dónde, cómo y por qué.  Joe Sacco es periodista, pero utiliza el cómic como formato para contar como nadie ha hecho antes historias que son una nota al pie de página de la Historia.


 ¿Cómo reconcilia un artista el verse forzado a acudir al frente de un conflicto brutal que cambiará su vida y su tierra natal para siempre? ¿Qué ocurre cuando un reportero finalmente se encuentra cara a cara con un criminal de guerra? Antes de sus rompedoras Gorazde: Zona Protegida, El mediador y Palestina, Joe Sacco creó dos historias cortas sobre personajes de cada lado de la línea de fuego. Soba y Navidad con Karadzic se recopilan por primera vez en este libro. En Soba, Joe Sacco captura el tormento interno de un artista guerrero de Sarajevo que cautivó a los medios de Occidente con su guitarra y sus fiestas. En Navidad con Karadzic, el autor aporta al lector una vista de cerca del proceso, de un humor negro, para obtener una noticia que ni siquiera saldrá en los titulares, meintras persigue a uno de los criminales de la guerra serbobosnia más buscados.

La primera historia, Soba, relata el acercamiento costumbrista en la crueldad de la guerra y lo hace con un guerrero de Sarajevo que es capaz de conquistar Occidente sólo con su guitarra y la música que desprende de ella. Una demostración de la importancia de los detalles cotidianos, capaces de sobrepasar cualquier cultura y conflicto.
En la segunda historia del volumen, Navidad con Karadzic, Sacco deja a un lado el enfoque emotivo y sensible para descargar un humor negro digno de elogio en todas sus páginas que encuentra la clave en dos búsquedas: la primera es la de un criminal de guerra serbio-bosnio y la segunda se centra en la de una noticia que jamás verá la luz.
Ambas historias son acercamientos a este tipo de conflictos, a los que Sacco acabaría volviendo una y otra vez, quizás aquí más directos.

2 comentarios:

  1. Lastima que los cómics sean tan caros.yo estoy leyendo una novela bélica y en breve le haré una critica,cruda,cruda como la guerra misma

    ResponderEliminar
  2. ya me dirás cúal es, te tengo que pasar un porron de libros.

    ResponderEliminar