viernes, 3 de agosto de 2012

black sabbath" tyr"

  1. Anno Mundi (The Vision)
  2. The Law Maker
  3. Jerusalem
  4. The Sabbath Stones
  5. The Battle Of Tyr
  6. Odin�s Court
  7. Valhalla
  8. Feels Good To Me
  9. Heaven In Black
Formación
  • Tony Iommi(Guitarra)
  • Tony Martin(Voz)
  • Neil Murray(Bajo)
  • Cozy Powell(Batería)
  • Geoff Nichols(Teclado
  •  a diferencia de la gran mayoría de los grandes dinosaurios del rock, BLACK SABBATH tras sus años "dorados" con Ozzy al frente todavía tenía mucho que decir e inventar. "Black sabbath", "Sabbath bloody sabbath" o "Sabotage" fueron discos
    que asentaron definitivamente las bases del heavy metal entendido como tal y por si no fuera poco, de rebote, ayudaron a crear un nuevo estilo que empezaría a dar sus primeros pasos una década después, el doom metal.

    La estética hippie/oscura/diabólica de la banda se conjugaba perfectamente con una música original y hasta cierto punto extrema para la época. Las señas de identidad del sonido de BLACK SABBATH durante los 70's fueron muy claras; Los riffs gigantescos de Tony Iommi, la particular voz de niño travieso de Ozzy Osbourne y finalmente la base rítmica más contundente de los 70's, Bill Ward y Geezer Butler a la batería y al bajo respectivamente.

    Con esta formación BLACK SABBATH durarían casi una década en la que tuvieron tiempo de crear ellos solitos el heavy metal, de escandalizar a todo el planeta con sus historias de magia negra, satanismo y demás y finalmente, de aumentar la media nacional de drogadicción en varios enteros.

    Llegados a finales de los 70's, y con Ozzy Osbourne ya fuera de la banda, nadie daba un duro por BLACK SABBATH pero el destino quiso que 2 de los mejores cantantes de la historia del rock ayudaran a poner a flote de nuevo a la leyenda negra británica, Ronnie James Dio y Ian Gillan. Resultado de ello, "Heaven & hell", "Mob rules"  y "Born again", 3 éxitos más para la carrera de BLACK SABBATH (Sobretodo el primero de los 3).

    Por entonces, los cambios en el line-up del grupo eran continuos hasta el punto de que es muy probable que ni el propio Tony Iommi sepa recordar todos los músicos que pasaron por su grupo durante la década de los 80's; Me he permitido el lujo de contarlos, 21 (Tanto en estudio como en directo). Con semejante cantidad de mercenarios entrando y saliendo del grupo, BLACK SABBATH acabó por convertirse en el proyecto en solitario de Tony Iommi más que en una banda convencional. De hecho, para su disco de 1986, "Seventh star" (donde solo figuraba Tony Iommi como miembro original de la formación clásica de BLACK SABBATH), la compañía presionó a Tony y su managment para que el disco apareciera como "Black Sabbath featuring Tony Iommi" y no como el disco en solitario de Tony Iommi (Idea inicial de "Seventh star").
  •  En dicho disco figuraba en las labores de vocalista nada más y nada menos que Glen Hughes quién tuvo que dejar la banda para entrar en un centro de rehabilitación para drogadictos. Su puesto lo cubre el malogrado Ray GIllen quién también abandona la banda al poco tiempo (Y que grabaría "Eternal Idol" a pesar de que finalmente, dicho disco se regrabara de nuevo con Tony Martin). Llegados a este punto, Tony Iommi opta por buscar a un cantante que le de cierta estabilidad al grupo y aquí es donde aparece el señor Tony Martin  (ex-ALLIANCE). Con él, BLACK SABBATH graba un discazo como la copa de un pino, "The eternal idol", sin embargo los cambios de formación y la estabilidad en torno a BLACK SABBATH siguen estando a la orden del día. En "Eternal Idol" por lo visto, nunca llegó a haber una formación estable y son infinidad los músicos que realmente participaron en la grabación (Muchos de los cuales venían de la banda de Lita Ford, novia por entonces de Tony Iommi).

    Todos esos cambios de formación hicieron que los fans de BLACK SABBATH nunca supieran de una semana para otra quién estaba en la banda y quién no. Si a ello le sumamos la incursión de nuevas sonoridades dentro del heavy metal de la época, el cambio de managment y de discográfica del grupo...etc... Tenemos a un Tony Iommi completamente desquiciado que ha de tomar una decisión urgente acerca del futuro de BLACK SABBATH. Junto a su equipo de managers y representantes, Tony decide mantener a Tony Martin en la banda y recluta a Cozy Powell a la batería quién cansando ya de hacer siempre de mercenario, acepta el puesto a cambio de cierta implicación en la composición.

    Fruto de ello, aparece otra obra maestra del heavy metal de los 80's, "Headless cross", un disco donde se recupera la temática satánica y oscura y cuyos temas poseen un gancho y una pegada descomunal; Estamos en 1989 y tras 20 años sacando discos BLACK SABBATH demuestran que todavía pueden hacer heavy metal como nadie. Con el trío compositivo Iommi - Martin - Powell asentado (y gracias en parte a la aceptación y el éxito obtenido por "Headless cross"), BLACK SABBATH entran de nuevo en el estudio, bastante más relajados y sin tanta presión, para grabar su siguiente disco. Un poco hartos ya de usar siempre los mismos clichés líricos, BLACK SABBATH optan por recurrir a una temática que si bien ahora no resulta para nada original, a finales de los 80's sí lo era, la mitología vikinga. "Tyr" no es un disco conceptual en su totalidad pero sí posee una pequeña historia alrededor de 3 temas, The battle of Tyr", "Odin's court" y "Valhalla", donde se narran las desventuras de Tyr, hijo de Odín y dios de la guerra.
  • Es un album diabolicamente genial, para mi top ten del metal de todos los tiempos, enbarquemonos con Tyr por aguas vikingas y realizemos con el, este viaje sin vuelta, os advierto que escuchando este album, la masturbación es inebitable.
  • empieza la misa negra con anno mundi guitarra acústica emotiva con unos coros venidos del más allá nos anuncian que la tormenta se acerca al barco, tony martin impresionante y majestuoso en todo el album abre el tema de una forma espectacular que se te pondrán los pelos de punta, empieza el riff, sabemos que iommi es el master de los riffs, el number one, pero en este album sus punteos están a la altura de los más grandes, es un tema impresionante, quizás el mejor que a compuesto black sabbath, con cientos de matices, y un estribillo adictivo. La atmosfera es lo que más resalta de este tema, demoniaca, transcendental, rozando la divinidad, pacto con el diablo total, es la hora de black sabbath.
  • le sigue la cañera law maker, abre con un punteo de los buenos con cozy dandolo todo a la batería, cabalgamos al ritmo de tony martin, un tema muy rockero, de los de toda la vida, pero con atmosfera cargada de intención, con un estribillo cien veces tatareado en la ducha de todos los headbangers, repito, tony martin es uno de los cantantes más elegantes de la escena metalera. el punteo que decir, estás ansioso de que llegue, despues de esta descarga brutal de heavy metal, cambio de ritmo melodico, genialmente acompañado por el gran labor que hace nichols a los teclados, duelo de guitarras, paradita, y punteo mágico, lleno de nostalgía, simbolismo, el diablo sigue golpeando duro.
  • llega el turno para la épica, jerusalem. Avistamos tierra santa de mano de estos seres de inframundo, un riff mastódontico con unos coros made in sabbath abren el tema, riffs y base pesada, que acompaña genialmente martin con su melodiosa pero cañera voz. Para abrir con un estribillo acompañado de coros, de lo más épico que recuerdo, todo con un riff que se saca de la chistera el mago iommi, de sus mejores riffs que jamás haya compuesto.Parada melodica y punteo... echo con la gorra. El punteo pues simplemente magistral, muy setentero, a lo raimbow, es la magia de tyr, combina classic tunes, con epic, con melodia y caña burra, esta canción es el gran compendio de lo que son capaces de hacer.
  • the sabbath stones, legado de los sabbath setenteros, aquí vemos doom demoniaco, letras oscuras, atmosfera sibilina, estamos en whitechapel de noche. La tormenta empieza con un tema cargado y lento de los que hacían antiguamente, potente esto es heavy metal sin paliativos, van a cañón, dont take prisioners.... cuando la erección esta casi culminando en eyaculación, ( tened papel higienico a mano) paradita melódica mastontica a lo raimbow, y empieza de nuevo la caña, para regalarnos una aceleración del tema, legado del headless cross, para finalizar con punteo lento, a lo doom, que va acelerando y acaba como el rosario de la aurora, melodico, con coros de martin, los pelos como escarchas, te dan ganas de salir de tu casa en bolas y atracar un banco.
  • the battle of tyr, protagonismo absoluto para nichols a los teclados, atmosfera inquietante, teclados, vientos, ruedos de guerra, nos introducen en lo que se intuye tema épico de cojones, ir afilando vuestras espadas, ajustar vuestros taparrabos, pinturas de guerra en la cara, el nabo tieso, enseñar vuestras posaderas antes del combate y a lanzarse a por el enemigo.
  • odyn court, la anterior era una intro de 1 minuto, para lanzarnos de lleno a odyns court. Nichols sigue a lo suyo, creando atmosfera, buttler y iommi, ponen la magia con la acústica, y tony martin vuelve a ponernosla tiesa, cuando se le da por ponerse melódico. Una guitarra muy bluesera acompaña genialmente el inicio del tema, que nos deja sin aliento con arranca con un auténtico trallazo de metal cuando menos te lo esperas. El grito de martin, riding the court, wings of valhalla!!!!!! y cierra para abrir la mayor tormenta metalera de todos los tiempos, coin permiso del painkiller.
  • valhalla.... después de dos temas introductorios, abre la caña burra, se han gustado musicalmente, se regocijan en su clase, y cuando nos tienen ya por los cojones, nos sueltan los perros y atacan sin piedad con este temazo. Tema rápido, cargado de intención,  coros, powell a doble dandole guerra a su batería, butler con ritmos rápidos de bajo, y cómo no paradita melodica épica, avistan el valhalla, la guerra a terminado, alcanzan la gloria con un punteo que te acompañara durante mucho tiempo, simplemente inmortal.  que me recuerda a ese acojonante de zero the hero, de su magnifico born again.
  • feels good to me, aqui demuestran todo lo que llevan dentro. Punteo introctorio bluesero, con atmosfera a cargo de mister nichols, acústica y martin saliendo de la tumba, para anunciarnos la resurección de cristo, feels good to me, dicen estos cabrones, y tanto! a fe mía. Poco a poco, como suelen hacer nos introducen en el tema, muy melódico a lo raimbow de los 70, con un estribillo emotivo como pocos, después del descenso a los infiernos, tocan el cielo con las yemas con el estribillo. Para darnos otra nueva vuelta de tuerca con la caña, aceleran paran, vuelven a acelerar, se gustan y nos gusta, con punteo muy sentido, la baladita épica que pedía este album
  • heaven in black, cierra este colosal album, puede que el tema más flojo, es un rock del de toda la vida, rápido, con buenos estribillos, gran instrumentanción, es como una gran despedida contandonos todos los episodios de tyr. Muy a lo deep purple pero su versión más oscura y metalera.
  • Es decir, este album es de sombrerazo, para degustar con un montecristo, un ribeiro en tu sillón comodamente mientras debajo de tu ventana el mundo da vueltas, por un instante la locura se detendrá al menos mientras escuchas este genial album.
  • Y ya solo le queda decir, a vuestro humilde juglar, el comenta mierdas, que la vuelta de Ozzy a sabbath no aporta nada de nada, deberían volver con tony martin. Para mi gusto, el headless cross y el tyr, están entre los mejores 5 discos que sacaron estos monstruos, solo encima de estos dos el heaven and hell y el paranoid.

2 comentarios:

  1. verdad absoluta y de acuerdo al 99%. el 1% de desacuerdo es porque yo considero mas sideral el headless cross.

    ResponderEliminar
  2. mi época favorita de sabbath, siempre fué con Martin. saludos.

    ResponderEliminar