sábado, 23 de junio de 2012

zamora y gomorra de ángel palomino

La segunda novela, escrita en 1968, por Ángel Palomino, es la típica obra que no se deja, una vez iniciada su audición. El escuchante irá de sorpresa en sorpresa ante una obra en la que el humorismo inicial se rebela como medio idóneo para la más rotunda crítica del peculiar vicio de las ciudades pequeñas de nuestra “piel de toro”, y seguramente de todo el mundo: la murmuración. Unas veces con irritación, otras con ternura y siempre con una cordial humanidad, fustiga este comadreo que a menudo causa tragedias.
Es un libro que en su día causo mucho revuelo, pero claro hablamos del año 1968, a día de hoy estaría completamente obsoleta. Pero si consigues mentalizarte, lo disfrutas: zamora, pequeña ciudad pueblerina de los años 60, lo más importante es salvaguardiar el honor dentro de las cuatro paredes de una casa... vivir para el que dirán... lamentable pero muy cierto.
El caso es que es una novela coral, al estilo de la colmena de Camilo josé Cela, dónde la protagonista es Zamora, y el bulo que va creciendo, el fuego crece y crece con cada mentira y añadido o coletilla, de las mentes aburridas de estos personajes, que mitigan sus penas, vapuleando al vecino.. no hay nada más patético en el mundo, que ser un infeliz cuya motivación es la desgracia ajena... de eso trata esta cruel novela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario