sábado, 23 de junio de 2012

ford gran torino

Gran Torino de los años 70 convertido en ranchera al que, de paso que se restauraba a conciencia, entre otras cosas su dueño decidió desechar el  V8 de5.8 litros de 325 caballos por un V8 de 9.9 litros construido por JBA-Engines sobre un Ford Boss-427.
 Su rugiente motor 7.2 V8 HEMI desarrollaba 375 CV, pero debía mover un peso de más de 2.250 kg, en un vehículo tan largo como un mercedes clase a actual, pero con dos puertas y una imponente carrocería coupé.
Contra uno de los muscle car más carismáticos de los 60 se bate en duelo el Gran Torino de Starsky & Hutch, aún más grande y pesado que el Dodge, pero con el mismo encanto. Su motor 5.8 V8 desarrollaba por entonces 250 CV, pero debía arrastrar consigo un peso de dos toneladas y media. Como se puede extraer de este breve análisis, ninguno de los dos coches es un portento prestacional, contando con cierta ventaja el Charger R/T.

No hay comentarios:

Publicar un comentario