lunes, 13 de febrero de 2012

zambia campeona de áfrica

zambia hereda el trono africano. Escribe por primera vez su nombre en una competición dominada en los últimos años por Egipto, ausente en la competición. Llegó el ansiado título en su tercera final.
Costa de Marfil volvió a ser condenada por el lanzamiento de penaltis. Favorita desde el principio, con una gran reputación gracias al brillo de sus jugadores, reputados componentes del gran fútbol internacional, cayó otra vez en los tiros de desempate. Tal y como sucedió en el 2006, en la final contra Egipto.
"Los elefantes" se quedan sin título a pesar de no haber encajado un gol en toda la competición y de tener en los pies de Didier Drogba la gran ocasión de la final, con un penalti que lanzó a las nubes en la segunda parte.
Los penaltis definieron al campeón después de un duelo intenso, lleno de ritmo y ocasiones. Costa de Marfil asumió la presión del favorito. De un conjunto ansioso por recuperar el dominio en el continente. Zambia, la gran revelación de la competición, asumió con cordura un momento histórico. Con la misma sensatez que le llevó la tercera final de su historia.
Dos advertencias iniciales de Zambia, de Emmanuel Mayuka y Nathan Sinkaka, en los primeros minutos, dieron cierta incertidumbre al partido.
Drogba pudo adelantar a Costa de Marfil antes de la media hora, que evitó Hichani Himonde. Pero más clara fue la de Yayá Touré. Un centro de Jean Jaques Gosso hacia Drogba, que asiste al centrocampista del Manchester City, que disparó fuera desde el punto de penalti.
El choque pudo dar un giro total en el minuto 69, cuando el árbitro señaló un penalti para el equipo marfileño por un empujón dentro del área a Gervinho.
Drogbá asumió la responsabilidad. Lanzó fuera. Falló su segundo penalti en la competición y frustró la mayor ocasión del conjunto de François Zahoui.
El duelo no perdió movilidad. Cada uno a su manera buscó la portería rival. Max Gradel, en el tramo final, pudo adelantar a Costa de Marfil. También Zambia tuvo su opción antes de la prórroga, en las botas de Mayuka. Pero Touré llegó a tiempo para desarbolar la acción.
A los cinco minutos del tiempo extra pudo adelantarse el cuadro zaireño con un lanzamiento de Chris Katongo al palo desviado ligeramente por el meta Boubacar Barry.
El campeón se decidió en los penaltis. En una tanda interminable. Plagada de emoción. Después de dieciocho. En los diez primeros solo marró Souleymane Bamba. Pero el árbitro mandó repetir porque el mete Kennedy Mweene se movió antes de tiempo. Nadie falló en la tanda inicial. Después, en los de desempate, Kolo Touré se equivocó. Pero también Rainford Kalaba.
Tiró fuera Gervinho, el jugador del Arsenal. Y Zambia no perdonó. Stoppila Sunzu marcó y dio a Zambia el primer título de su historia.

Contra todo pronostico, la selección número 71º en el ránking FIFA ha conseguido su primera Copa África de Naciones, tras perder dos finales y lo hace en Libreville, ciudad dónde ocurrió la tragedia de 1993 en la que un accidente de avión costo la vida de tres técnicos y 18 jugadores.
El rival en al final fue la Costa de Marfil de Droga, Toure, Gervinho y compañía. Tras 120 minutos dónde ninguna de las dos selecciones consiguió anotar ningún gol, a pesar de que Mayuka y Sinkaka pudieron anotar para la escuadra de Hervé Renard y de que Drogba fallará un penalti en el minuto 69.
La final llegó a los penaltis, En una tanda con 18 tiros desde los once metros con mucha emoción y mucho nerviosismo. En los diez primeros solo marró Souleymane Bamba. Pero el árbitro, incomprensiblemente, mandó repetir porque el mete Kennedy Mweene se movió antes de tiempo.  Se llegó a la muerte súbita, y fallo Kolo Touré pero Rainford Kalaba mandó su lanzamiento alto retrasando la celebración. Sólo quedaban dos jugadores por tirar y Gervinho se esondía, no quería tirarlo, finalmente le llego su turno y los nervios le hicieron errar. Y llego el turno de Stoppila Sunzu para hacer historia para su país, y esta vez no perdonaron y Zambia se llevó el primer título de Copa de África de su historia.

El capitán de Zambia, Christopher Katongo, cuya selección ganó la Copa de África de Naciones (CAN) este domingo en Libreville (Gabón), tras derrotar en la final por penales a Costa de Marfil, fue elegido mejor jugador del torneo.
El delantero del equipo chino Henan Jienye marcó tres goles durante el torneo, siendo uno de los máximos anotadores de la competición (6 jugadores con tres dianas).
Katongo, que disputaba su cuarta CAN, fue también elegido el mejor jugador de la final.
Antes de irse a China en 2011, había jugado en equipos de poco renombre en Europa: Brøndby (Dinamarca), Arminia Bielefeld (Alemania) y Xanthi (Grecia), teniendo en su palmarés solo una Copa de Dinamarca.
 el deporte es para los valientes, y zambia lo fué , descarada sin nada que perder y se llevo el gato al agua, me recuerda a la eurocopa que se llevo grecia. Pues con sólo dos jugadores jugando fuera de zambia, y uno de ellos en china, los de zambia, son los nuevos reyes de áfrica, un continente dónde todos los ojeadores de los grandes clubs tienen puestos sus ojos, a la búsqueda y captura de talentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario