jueves, 7 de julio de 2011

historia de españa: alfonso XIII

a los 16 años, obtuvo su mayoría de edad, y se terminó la regencia de su madre..  Cómo persona, estaba bien considerado, no así cómo político, y menos cómo pensador.  Se le recueda, simpático, campechano, sis aficiones eran el tenis, el polo o el automovilismo, todo importado de las costumbres inglesas y francesas, que causaban furor entre la burguesia española, lo nuestro siempre fué la caza.
A diferencia de la monarquía inglesa, la española no era propietaria de tierras y desde luego su fortuna ni se podía comprar a la del rey de bélgica, que era el dueño del Congo. Quines le rodeaban eran nobles de alta alcurnia, pero tambíen personas que fueron ennoblecidas  por él desde un origen burgués. SUS inversiones las dirigio a empresas industriales, con ello labró una fortuna discreta que le permitió vivir holgadamente.
Alfonso ni era culto, ni inteligente. Era listo, y sabía de quién rodearse eso si, tambien decían que era una persona muy superficial y un seductor. Nunca estuvo bien visto por los políticos de la época, y a el, nunca le interesó la política, solo se interesaba por quienes podían metersela doblada. Fue un patriota, y esa es la mayor cualidad, que los políticos de la época le atribuyen.
Recibió una educación liberal, y no tardo en posicionarse con los regeneracionalistas. El sistema constitucional español no era , en puridad una monarquia democrática, sino una monarquía doctrinaria, en que el poder legislativo le correspondía a las cortes con el rey y éste, en teoría, podía nombrar y separar libremente a sus ministros.
La interpretacion que fue dándose a la constitución doctrinaria fue derivando hacia una fórmula liberalizadora. El rey nombraba a una parte de los senadores, pero nunca pensó hacerse con una mayoría parlamentaria gracias a ellos, sino que eran los políticos profesionales llegados a un determinado status y propuestos por el gobierno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario