jueves, 13 de febrero de 2020

Angewarrior Ace " Diviner"

Angewarrior Ace " Diviner" Alemania Power/ Thrash 2020
01. Intro
02. Ruler of the Sea
03. King of All Kings
04. Power Machine
05. Magic Spell
06. Divine Serenity
07. One of a Kind
08. Revelation War
09. Burning Whip
10. Song for the True
11. Warriors of the Night
12. Visions of the Future
13. Edengate
14. Warrior Blues

Chris J. Marino: Cantante, Todos los Instrumentos

Chris Jamie Marino es un músico alemán de 54 años que es el cantante de la banda Scarlatyna desde 1987, banda de Power/ Progresivo y estuvo en el pasado en diferentes bandas de Power en diferentes vertientes unas veces mezclado con Progresivo otras con sinfónico y otras con Thrash, bandas como Crystal Crow, Glow o Amyris, siempre como cantante.
Angelwarrior Ace es lo que consume su mayor parte de tiempo como músico, un proyecto individual que nació en el 2012 y este músico de Frankfurt presenta su noveno álbum. La Intro es la típica cinemática de toda la vida y Ruler of the Sea es un tema muy lioso, porque pretende mezclar voz rozando lo gutural con una atmósfera oscura y una orientación musical de Power/ Thrash que recuerda a los Omen con una atmósfera sinfónica. Un poco más claro es King of All Kings, como guitarrista tiene sus buenos momentos aunque no tiene ningún feeling con los solos de guitarra y en los riffs tira de manual sin variar demasiado, lo que sorprende es su labor en la batería.
Power Machine tira de redobles de batería que introducen la épica a su música, una de las cosas que llama la atención es que es un vocalista respetado en la escena del Power alemán que lleva trabajando desde los ochenta, aunque sea en bandas con poco reconocimiento pero son 30 años de labor y su voz en este trabajo está completamente retocada y es muy floja, cuando debería ser el punto fuerte. Magic Spell mucha fuerza pero sin dirección ni feeling alguno, amontonando ritmos que aunque coherentes no te llevan a ninguna parte.
Divine Serenity te desconecta del álbum, un bajo distorsionado y un ritmo sinfónico que no pega ni con cola. Con One of a Kind el mismo problema de siempre, mucha potencia en la batería pero se escucha la batería siempre por encima de la guitarra que tira siempre de los mismos riffs de siempre y la labor vocal que es siempre muy pobre salvo en Burning Whip donde da un paso adelante aún así esa tonalidad tan oscura no le beneficia en su música en nada.
En el tramo final del álbum tenemos temas como Song of the True donde intenta emular el sonido del bajo de los Manowar, un poco de Groove e intentar la épica en el tema Visions of the Future con un sonido muy de los noventa o buscar el metal sinfónico en Edengate. Demasiados temas y escaso feeling en todos ellos, buenas intenciones que no se materializan en ningún momento.

Feeling: 1/5
Originalidad: 3/5
Técnica: 2/5
Producción: 3/5

Puntuación: 3,75/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario