jueves, 30 de enero de 2020

Woorms " Twitching, as Prey"

Woroms " Twitching, as Prey" Usa Sludge 2020
1.  Take His Fucking Leg
2. Unicorn Corn
3. Silence and the Saints
4. Escape Goat
5. Fine Is a Good Servant
6. Beauty Is a Trick of Light and Sorrow
7. Four White Horses
8. Fire Is a Bad Master
9. Deaf Heaven Sits
10. God Brotherer

Jhon Robinson: Bajo, Cantante
Aaron Polk: Batería
Joey Carbo: Guitarra, Cantante


Woorms nos propone un viaje musical cada vez más conciso es una banda ambiciosa que quiere crecer y experimentar a partes iguales y considero que van por el buen camino. Banda de Baton Rouge ( Louisiana) creada en el 2017 y que presenta su segundo larga duración. Todavía no nos han dado tiempo de digerir su primer trabajo " Slake" que salió a inicios del 2019 y ahora un año después quieren seguir en la cresta de la ola.
No voy a decir que han logrado dar un paso adelante porque es más de lo mismo pero si que se puede decir en cambio que se han consolidado con este trabajo. El sello inglés Sludgelord le publica de nuevo un trabajo a esta banda americana.
Única diferencia respecto a su primer trabajo, este es más psicodélico que el anterior. Vamos a situarnos, esta banda americana no presenta el típico sonido de Sludge que se lleva hoy en día, con esto quiero decir que no es una banda excesivamente agresiva ni atmosférica que es lo que se suele llevar. Take His Fucking Leg es el primer corte y denota lo que os decía un gusto por el rock Psych pero con un trabajo muy distorsionado en guitarra y bajo.
Precisamente es lo que más valoro de ellos, la mezcla que realizan que suena clásica, cierto que nada arriesgada pero por momentos suena muy bien como en Unicorn Corn, donde se nota esa esencia del Punk que quizás es algo que están perdiendo las bandas de Sludge de hoy en día que derivan más hacia el Post Metal/ Sludge del combo Melvins- Neurosis, pues los tiros no van por ahí.
Loable el trabajo de la base rítmica en Escape Goat o Fire is a Bad Master, con un desarrollo sostenido que no es agresivo para nada pero si elaborado y con una distorsión que siempre les va a acercar a una mezcla entre Sludge, Punk y Psych Rock.
La voz del cantante es grave y ronca no me queda demasiado bien respecto a lo que es el sonido del grupo pero tampoco es algo a tener en cuenta pues hay que hay estribillos cantados, no tienen ningún peso en ninguno de los temas de este álbum.
Lo mejor de este disco aparte de lo elaborada que está el sonido de la base rítmica es cuando se dejan llevar por el Rock Psych y esos riffs que son como paredes de hormigón de puro Sludge tan esenciales que parecen extraídos del vientre  materno del género como en God Brotherer y esa es la clave de su sonido. Es un buen trabajo pero yo considero que les falta un paso adelante para acabar de conquistar el mundo del Sludge. Aún así es una banda valorada en su zona de confort, en su área de influencia pero les falta dar el salto internacional.

Feeling: 3/5
Originalidad: 3/5
Técnica: 3/5
Producción: 3/5

Puntuación: 7/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario