viernes, 31 de enero de 2020

Nails

Cine para consumados enfermos de lo independiente, de lo raro, y, por supuesto, del cine más áspero, seco e inhumano. Los trabajos de Andrey Iskanov son un punto y aparte en lo que podríamos llamar, la historia del cine. Sin cortes ni tapujos, sin grandes presupuestos, nada de actores o actrices conocidos o conocidas, un equipo de trabajo corto, pero eficaz, y amantes o amante de las historias más desconsoladoras y frías. Es como se presenta o da a conocer este Ruso, que promete seguir levantando ampollas con sus historias en cada unos de los festivales donde aterriza.

La primera incursión de Iskanov en el cine fue con Nails, de la que os voy a contar unas cuantas cositas en breves momentos. Pero antes, debo de avisaros nuevamente, y no quiero con esto ni hacerme pesado, ni un gran entendido de la materia, es que el subconsciente de este Señor parece trabajar bajo las órdenes del algún ser maligno venido de otro mundo, y, dispuesto a perturbar todas las mentes posibles dañándolas lo máximo posible y, robarlas posteriormente para traficar con ellas.

Nails cuenta la vida de un asesino mentalmente perturbado por el gobierno Ruso, que desilusionado de la vida se aísla en un sórdido apartamento de fachada grisácea, de una de ciudad desalmada de Siberia del Este. Este asesino escucha voces en su cabeza y decide experimentar con la trepanación. Pero dicha ocupación lo perturbará más aún, y comenzará entonces a ver una realidad que se escapa de sus manos y que no podrá soportar. La locura acaba de comenzar.

Asesinatos a quemarropa, trepanación con clavos del diez, paranoias en forma y estética bien colorida, y, unos pocos metros cuadrados que terminarán por amargarte y retorcerte las tripas sin compasión, incluso sin dejarte decir, basta. Andrey y sólo en una hora, es capaz de hacernos enfermar con su personaje perturbado por la sociedad, mostrándonos el lado más oscuro y trágico del ser humano y sus decisiones tan trascendentales, amargas, dolorosas e increíbles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario