jueves, 28 de noviembre de 2019

Verdad Suprema

En 1987, después de volver de la India en donde afirma haber alcanzado su objetivo final: la iluminación Shoko consigue seguidores y discípulos en forma exponencial, cambia oficialmente su nombre y comienza el registro del grupo Aum Shinrikyo. Las autoridades se muestran inicialmente reacias a concederles el estatus de organización religiosa y congela el proceso de registro. El grupo no es reconocido legalmente hasta que se resuelve su apelación, en 1989. La orden monástica se establece, mientras que nuevos seguidores siguen uniéndose. El culto tenía especial interés en llegar a la población estudiantil, siendo uno de los vehículos de enganche más habitual sesiones de lectura de obras tanto religiosas como seculares o profanas. Una parte muy importante de los creyentes tenían titulaciones superiores en universidades y trabajos con cierta responsabilidad. La vida monástica en Aum les obligaba a salir totalmente de estas situaciones, dejar a sus familias o integrarlas en Aum; y abandonar toda actividad anterior dentro de la sociedad. Los objetivos principales para captación, como otras sectas, eran aquellas personas que tuvieran dudas sobre su existencia. Asahara era el portador de la "Verdad Absoluta", y podía revelarla a los miembros. Sus libros eran lectura ineludible para el creyente de Aum. El movimiento recibió el estatus oficial de religión del gobierno japonés en 1987. Y creció de forma muy rápida entre las clases medias de las principales ciudades japonesas. Se calcula que en el año 1995 eran 9.000 miembros en Japón, y que tenía hasta 40.000 seguidores en países como Sri Lanka, Alemania o Estados Unidos.En junio de 1994, algunos miembros liberaron sarín en la ciudad de Matsumoto matando a trece personas, a este ataque se le conoce como el Incidente de Matsumoto. En la mañana del 20 de marzo de 1995, cinco discípulos de la secta colocaron bolsas plásticas llenas de sarín en estado líquido en vagones del metro de Tokio, y las perforaron con la punta de un paraguas justo antes de abandonarlos. Como resultado de este atentado murieron trece personas, y más de 6000 resultaron intoxicadas y afectadas de diversas formas. Tras los primeros indicios, algunas autoridades sospechan de Corea del Norte, pero después las autoridades acusan a Aum Shinrikyo de ser cómplices o autores del atentado, así como de una serie de incidentes de menor escala. Decenas de discípulos son detenidos y las sedes de Aum son registradas. En una de las sedes, se encuentra un helicóptero ruso, con el que tal vez se pretendía llevar a cabo un atentado a mayor escala, quizá rociando la capital con algún agente químico o biológico. El juzgado ordena la detención de Shoko Asahara y la policía lo descubre meditando en una pequeña habitación incomunicada de un edificio propiedad de Aum. Como consecuencia de los atentados la organización fue descabezada. Muchas de sus sedes fueron desmanteladas, y se encontraron con el rechazo absoluto por parte de la población japonesa. Fueron procesados por la ley anti-subversiva y acusados de la muerte de 27 personas, aunque finalmente la organización no fue prohibida. Durante los juicios a los miembros de la secta de 189 acusados, 12 fueron condenados a muerte. Shoko Asahara fue sentenciado a muerte en la horca el 27 de febrero de 2004, y finalmente fue ejecutado, junto a otros seis miembros, el 6 de julio de 2018.2​

Tras el abandono del liderazgo por Asahara durante el juicio, se trasladó el liderazgo del culto a sus dos hijos varones, los Rinpochi (a pesar de que las mayores eran las hermanas).Shoko es sentenciado, encarcelado y se enfrenta a 27 penas de asesinato en 13 acusaciones separadas. La fiscalía arguye que "Asahara dio la orden de atacar el metro de Tokio" y le acusa de haber preparado el incidente de Matsumoto y el asesinato de la familia Sakamoto. Algunos de los discípulos testificaron en contra de Asahara en el juicio del siglo para la prensa japonesa, quien fue finalmente declarado culpable de 13 cargos de los 17 (otros tres fueron retirados) y sentenciado a muerte en la horca en 27 de febrero de 2004.


Yoshihiro Yasuda, el abogado de Asahara con mayor preparación, fue arrestado y no pudo participar en la defensa a pesar de ser absuelto finalmente. La organización Human Rights Watch criticó el aislamiento de Yasuda y por lo tanto Asahara fue defendido solo por abogados de oficio. Poco después del principio del juicio, Asahara cooperó con la defensa y dio explicaciones amplias acerca de la doctrina, objetivos y otros temas de la organización. Más tarde, abandonó la postura de representante de Aum para defender a la organización de la disolución inminente.

Desde entonces, Asahara dejó de hablar, incluso con los miembros de su familia, y dedicó sus días a la meditación. La organización ha cambiado su nombre y mantiene un perfil bajo en los suburbios de Tokio.

Durante el examen psiquiátrico, nunca habló. Sin embargo, se comunicó con el personal de la instalación por lo tanto era un silencio arbitrario. El 27 de marzo de 2006 el alto tribunal de Tokio decidió no conceder el tribunal de apelación, lo mismo que dictaminó el Tribunal Supremo de Japón el 15 de septiembre de 2006.

En junio de 2012 su ejecución fue pospuesta debido a la detención de algunos integrantes de la secta que se encontraban prófugos tras los Ataques al Metro de Tokio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario