miércoles, 27 de noviembre de 2019

Acre

Es una de las ciudades más antiguas del mundo, ubicada en el extremo septentrional de la bahía de Acre o Akko, nombre por el cual se la conocía ya bíblicamente (Jueces 1:31). Se cree que fue fundada hacia el año 1500 a. C. En el año 700 a. C. la ciudad cayó en poder de los asirios.

En el año 332 a. C. pasó a formar parte del imperio de Alejandro Magno.

Cuando la zona pasó a manos de los ptolomeos en la primera parte del período helenístico, uno de ellos, el rey de Egipto Ptolomeo II Filadelfo conquistó la ciudad (siglo III a. C.); desde entonces se llamó Ptolemaïs o Tolemaida. En esa época era un puerto de importancia para la región de Galilea y Damasco. El libro de los Hechos de los Apóstoles señala que Pablo de Tarso se detuvo allí de camino a Jerusalén al regresar de su tercer viaje misionero (Hechos 21:7).1​

Después de que el Imperio Romano se dividiera en el Imperio Romano de Oriente y el Imperio Romano de Occidente, Acre quedó integrada en el Imperio Oriental, más tarde renombrado como Imperio Bizantino.

En el 638 la ciudad se incorporó al primer Estado islámico en rápida expansión. Fue bajo el dominio musulmán cuando se recuperó su antiguo nombre de Aco.

Durante las Cruzadas, Balduino I de Jerusalén conquistó la ciudad en 1104; Saladino I, sultán de Egipto y Siria, la reconquistó en 1187; poco después, en 1191 (en la Tercera Cruzada), volvió a manos cristianas. Fue entonces cuando recibió el nombre de San Juan de Acre. Berenguela de Navarra vivió en la ciudad de Acre mientras su esposo Ricardo Corazón de León realizaba sus campañas contra los sarracenos. Al final del periodo de las Cruzadas, Acre era la última posesión cristiana en Tierra Santa. En 1291 los musulmanes, al mando del sultán mameluco Al-Ashraf Khalil, asediaron la ciudad, que tuvo que rendirse.

En 1517 el Imperio Otomano se apoderó de la antigua ciudad.


En 1799 el almirante británico William Sidney Smith negocia una alianza entre el Imperio Británico y el Imperio Otomano contra la intervención francesa en Egipto. Aislado en Oriente desde la victoria británica de Abukir, Napoleón Bonaparte trata de favorecer una rebelión en Siria contra los turcos y, a partir del 20 de marzo somete a la ciudad de Acre a un sitio de dos meses (el asedio de Acre) que, finalmente, tendrá que levantar el 21 de mayo. Los británicos ayudaron eficazmente a los turcos sitiados.El 17 de mayo de 1948, en el marco de la Guerra de Independencia de Israel, fuerzas de la Haganá recuperan Acre, que quedará finalmente incorporada al Estado de Israel.

Hoy día Acre desarrolla una importante actividad industrial de acero. Tiene también una buena flota pesquera y además es ciudad turística.

Acre ha sido una de las ciudades mixtas de Israel, en las que una mayoría de judíos y una minoría de árabes conviven en relativa tranquilidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario