viernes, 27 de septiembre de 2019

Hammerfall " Dominion"

Hammerfall " Dominion"Suecia Power Metal 2019
01. Never Forgive, Never Forget
02. Dominion
03. Testify
04. One Against the World
05. (We Make) Sweden Rock
06. Second to One
07. Scars of a Generation
08. Dead by Dawn
09. Battleworn
10. Bloodline
11. Chain of Command
12. And Yet I Smile

Oscar Dronjak : Guitarra
Fredrik Larsson: Bajo
Joacim Cans: Cantante
Pontus Norgren: Guitarra
David Wallin: Batería


Ya los podemos considerar unos veteranos del Power Metal. Esta banda sueca creada en 1993 que mantiene su base con Oscar, Larsson y Cans, que llevan desde el primer día y son los que llevan el peso compositivo. Su debut en 1997 fue todo un bombazo " Glory to the Brave" y nunca fueron creativos pero era un disco tatareable y potente. Se puede decir que se mantuvieron en un nivel alto hasta el 2002 donde cometieron su primera gamba " Crimson Thunder".
Después remontarían el vuelo y sacaron sus buenos discos pero en los últimos tiempos no aciertan con la tecla, su penúltimo trabajo del 2016 " Built to Last" no funciona. Lo tienen más que claro luego de rollos más progresivos, sinfónicos y en definitiva actuales vuelven al origen y tratan de sacarse de la chistera otro álbum como el Renegade, otra cosa es que la consigan.
Never Forgive, Never Forget tiene una estructura tan simple que es más fácil que montar una silla del Ikea. Doble bombo y un estribillo repetitivo sin ninguna historia, solo en el solo consiguen levantar un poco la curiosidad.
Les vino muy bien el fichaje del guitarrista Pontus Norgren ( Pänzer) aunque la voz cantante la lleve Oscar Dronjak. Dominion arranca con un riff rockero y busca coros que acompañan a una voz retocada de Cans, no convence. En la parte central buscan el típico coro épico- melódico emparentado con el Power " Happy" Metal alemán, demasiado simple para esta banda veterana.
Testify con el típico ritmo del bajo y los coros de los Manowar, no es interesante pero el tema tiene más electricidad y aciertan al introducirle una marcha más en la batería, algo más de velocidad, con la típica elaboración de los Judas Priest en el solo de guitarra, manual básico de cualquier banda debutante.
One Against the World con el mismo ritmo crujiente y las mismas influencias musicales que el anterior tema solo que en un esquema de medio tiempo y con el típico solo para acelerar el medio tiempo que tanto usan los Judas Priest.
 Cuando leí el título de este tema  (We Make) Sweden Rock, pense que era el típico relleno para contentar a su parroquía local y poco más. Pero es un tema de Hard Heavy melódico con cierto gancho que por momentos recuerda a los Europe de los ochenta y también a los Mindless Sinner aunque me sobran por completo los coros, al hacerlos en todos los temas, pierden efectividad.
Turno para la balada con Second to One. Elegante en la parte central con piano y adecuada para la escasa potencia ( pero elegancia y gran tono ) de Joacim Cans, para buscar el riff de Hard Heavy y el solo emotivo, funciona.
Electricidad aunque más vista que el tebeo con Scars of a Generation es como mezclar Randy Rhoads/ Vivian Campbell de los ochenta con el metal sueco pero logra su objetivo, imprimirle una marcha más al trabajo después de la balada. Del tema Dead by Dawn intentan en un esquema de medio tiempo buscar una mayor distorsión para buscar un sonido mucho más agresivo, salen muy bien del entuerto con un " Twin Guitars" poderoso y vitalista en el solo de guitarra.
Battleworn en cierto punto es sonrojante pues son los riffs doblados calcados del tema Battle Cry o Hellrider de los Judas Priest, la creatividad en este trabajo es cero patetero, aunque a medida que el tema va avanzando toma otra dirección, tan lineal como siempre pero de nuevo con un solo acertado aunque me sabe a muy poco, siempre buscan el estribillo comercial por encima de la parte instrumental. Chain of Command con muy poco historia que contar, el problema de este álbum es que se van amontonando los temas y todos suenan muy similares. And yet I Smile rompe el esquema que llevaban: Judas Priest / Accept/ Saxon/ Grave Digger y tiran más del legado de los Maiden con su riff atmosférico y alternándolo con un ritmo acústico/ melódico con aplomo y sentimiento, buen tema.
La conclusión es muy sencilla de estos doce temas que presentan, hay cinco buenos temas y los otros siete pues son genéricos, no bajan la nota, pero tampoco aportan nada y están al alcance de cualquier banda que esté empezando en esto. No son los mejores tiempos de los Hammerfall pero siguen tan sinceros como siempre.

Feeling: 3/5
Originalidad: 2/5
Técnica: 3/5
Producción: 3/5

Puntuación: 6,25/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario