martes, 25 de junio de 2019

República Popular Soviética de Bujará

En 1868 el Imperio ruso forzó al Emirato de Bujará a aceptar el estatus de protectorado. En los siguientes 40 años los rusos lentamente erosionaron el territorio de Bujará, aunque nunca anexionaron la ciudad misma de Bujará. Sin embargo, el emir no pudo detener la influencias exteriores, y gradualmente algunos de los jóvenes desencantados gravitaron en el turanismo inspirados en los Jóvenes Turcos del Imperio otomano, tomando ideas del movimiento islámico Jadid, y las nuevas ideas bolcheviques de inspiración comunista. Estas diversas ideologías confluyeron en el Movimiento de Jóvenes Bujaríes, liderados por Fayzulló Xojáyev. Los Jóvenes Bujaríes afrontaron grandes obstáculos como que el emirato estaba dominado por el conservador clero del islam sunní. El subsiguiente conflicto unirá al secular movimiento de Jóvenes Bujaríes y sus aliados bolcheviques contra los conservadores rebeldes pro-emir llamados los Basmachí. El conflicto durará más de una década.


En marzo de 1918, activistas del Movimiento de Jóvenes Bujaríes informan a los bolcheviques que los bujaríes están listos para la revolución, y la gente está esperando la liberación. El Ejército Rojo marchó a las puertas de Bujará y pidió al emir la rendición de la ciudad a los Jóvenes Bujaríes. Como las fuentes rusas informan, el emir responde con el asesinato de la delegación bolchevique, junto con varios cientos de habitantes rusos de Bujará y los territorios circundantes. La mayoría de los bujaríes no apoyan la invasión, y el mal equipado y mal disciplinado ejército bolchevique vuelve a la fortaleza soviética de Taskent.

Sin embargo, el emir solo había ganado un respiro temporal. Como la Guerra Civil Rusa llegaba a su fin, Moscú envía refuerzos al Asia Central. El 2 de septiembre de 1920, un grupo del bien armado y disciplinado Ejército Rojo bajo el mando del general bolchevique Mijaíl Frunze atacó la ciudad. Después de cuatro días de lucha, la ciudadela Arco del emir fue destruida, y la bandera roja izada a lo alto del Minarete Kalyan, y el emir Alim Khan fue forzado a huir a su base en Dusambé y al este de Bujará, y finalmente a Kabul, Afganistán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario