domingo, 23 de junio de 2019

Nocturnal Witch " A Thousand Pyres"

Nocturnal Witch " A Thousand Pyres" Alemania Black/ Thrash 2019
1. Downfall of the World
2. A Thousand Pyres
3. Black Chalice
4. Scorn and Wrath
5. Dark Forces
6. Eclipsing the Light
7. Follow the Call
8. Raise the Swords

Tyrant: Cantante, Bajo, Guitarra
Baphomet: Batería, Teclado

Desde tierras alemanas nos llega lo nuevo de Nocturnal Witch una banda creada en el 2009 que presenta su segundo larga duración. Trémolo elocuente, voz rota, riffs con esencia Punk y batería a toda velocidad para recibirnos en Downfall of the World, un tema mas Black que Thrash, sin intros atmosféricas, directos al grano. A Thousand Pyres es un tema de la vieja escuela que no deja lugar a dudas, me recuerda en cierta manera a los inicios de Nifelheim por ejemplo.
Temas de otra índole, mas cortos y directos al grano como Black Chalice, yo diría que es el tema que mas gancho contiene. No es la típica banda de Black/ Thrash porque ellos siempre desequilibran la balanza hacia el Black en todo momento. El primer parón en el camino es Scorn and Wrath que arranca a medio tiempo aunque la paz dura un suspiro pues enseguida imprimen velocidad y ritmo y le ponen una marcha más a la ejecución del tema, muy clásico, te trasladan a los ochenta.
Del tema Dark Forces tengo que destacar tres elementos que son diferenciadores dentro del tema. Para empezar el trabajo del batería, una montonera de ritmos que caen como un mazo en el oyente, el trabajo mas vistoso a nivel rítmico. Un riff que no podría calificar de Thrash, mas bien es una especie de riff perdido en el tiempo de metal aguerrido y oscuro que me recuerda a bandas tan Underground como los Tyrant americanos y por último, pese a que el nivel de complejidad no es alto, si que es un trabajo bastante divertido.
En cuanto a Eclipsing the Light hay que destacar que estos dos músicos tiran de ritmos oscuros y destaca la labor de la guitarra rítmica, en cuanto a solos de guitarra pues no es un capítulo en el que brillen especialmente. Por fin aparece el teclado que anunciaban aunque practicamente no les sirve para nada, Follow the Call tira de lo mismo y quizás lo que les falta es un mayor nivel de complejidad en la estructura de los temas. Finalizan con buen tino con Raise the Swords.
Un Black con pinceladas metaleras, Thrashers y Speedicas con un sonido ochentero, donde quiero destacar la buena labor de su batería. Para fans de Desaster, Nifelheim, Warlust o Beyond Death, nada complejo pero bastante efectivo y como en toda su trayectoria, que es algo que les caracteriza, sin innovar pero siguiendo una línea regular.

Feeling: 3/5
Originalidad: 3/5
Técnica: 3/5
Producción: 3/5

Puntuación: 7/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario