jueves, 3 de enero de 2019

Viridiana


Ficha técnica 1961 : 90 minutos. Director: Luís Buñuel. Guión: Luís Buñuel, Julio Alejandro. Música. Gustavo Pitaluga, Fotografía: Jose Aguayo. Productora: Coproducción España-México; Films 59 / UNINCI. Género: Drama. Reparto: Silvia Pinal,  Fernando Rey,  Francisco Rabal,  Margarita Lozano,  José Calvo, Teresa Rabal,  Luis Heredia,  Victoria Zinny,  Joaquín Roa,  José Manuel Martín, Lola Gaos,  Juan García Tienda,  Sergio Mendizábal,  María Isbert
Sinopsis: Don Jaime (Fernando Rey), un viejo hidalgo español, vive retirado y solitario en su hacienda desde la muerte de su esposa, ocurrida el mismo día de la boda. Un día recibe la visita de su sobrina Viridiana (Silvia Pinal), novicia en un convento, que tiene un gran parecido con su mujer.
Opinión Personal: Viridiana ( encarnada por una genial y sensual Silvia Pinal) está a punto de tomar los hábitos, pero antes debe visitar a su tío don Jaime ( magistral la actuación de Fernando Rey) que es quién le pago los estudios. Don Jaime queda sorprendido por el parecido físico entre Viridiana y su ya difunta esposa.  Adormece a Viridiana e intenta violarla en una de las escenas mas fuertes de la historia del cine, mejor dicho, se le pasa por la cabeza pero finalmente no lo hace, tampoco la censura lo permitiría y menos en aquella España. Don Jaime intentará retenarla para que no vaya al convento y su tío se acaba suicidando ( suicidio, amor incestuoso, necrofagía, religión, erotismo.... temas tabúes aún a día de hoy) Viridiana renuncia a ser monja porque se siente culpable del suicidio de su tio y se queda a vivir en su casa y a practicar la caridad cristiana acogiendo a un grupo de vagabundos ( que hacen una cena imitando a la última cena de Jesucristo que es una de las escenas mas logradas de la película y también la mas polémica) Es la llegada de Jorge ( Francisco Rabal) el que desencaya esta situación.
Buñuel le da importancia a detalles que no tienen nada que ver con la trama al menos a priori pero que resultan enriquecedores. El ruralismo de España de aquella época está muy bien reflejado así como la castidad y la tristeza que imperaba en esa época.
Me encanta la sutileza de esta película como nos deja que leamos entre líneas con total sutilezas mensajes que se escriben en mayúsculas y que seguramente muchos pensaron pero no se podía pensar en voz alta de aquella.
Desde el aristócrata al indigente, todos tienen cabida en la mesa del señor o en la mesa de Buñuel al menos. Poniendo en evidencia y sacando lo peor de cada uno tanto de ricos como de pobres, da igual que la maldad de los ricos sea mas refinada, el fin es el mismo.
La actriz Silvia Pinal, mexicana ella, desborda un erotismo brutal en la pantalla. Su primer contacto con el director fue a través del actor mexicano Ernesto Alonso, fue Silvia Pinal y su marido el productor Gustavo Alatriste quienes convencieron a Buñuel de rodar Viridiana.
El argumento no deja de ser un mero pretexto para que el director muestre sus ideas, se cuestiona la naturaleza de la beneficiencia y se muestra cómo las intenciones no se materializan, el significado de la fe, el erotismo que todos tenemos y la represión psicológica.
Buñuel estaba exiliado en México tras el fin de la guerra civil española y fue duramente criticado por los exiliados españoles republicanos. Pero esto no supuso un disgusto para el que era republicano pues entre sus compañeros siempre hubo división de opiniones. El problema vino cuando el mismisimo Vaticano prohibió esta película, en España e Italia no se podía ver esta película.
En una escena, los vagabundos aprovechan la ausencia de los dueños de la casa y hacen una gran comilona y se beben el vino. Luego, después de que el leproso cita la Biblia cambiando la letra, se toman una fotografía en donde posan exactamente como Jesús y los doce apóstoles en el cuadro de La última cena de Leonardo, donde el ciego y más desarrapado de los vagabundos es Jesús.... esta es la parte de la cinta que el Vaticano prohibió y que vió como una burla y ofensa a la moralidad cristiana aunque siendo sinceros con un suicidio de por medio y con un erotismo tan brutal tampoco pasaría la censura.
La censura española ordenó la destrucción de la cinta pero Silvia Pinal salvó la película ya que se fue a México con una copia de la película, el Film solo pudo exibirse 17 años después de la filmación cuando Franco ya había fallecido. Obra maestra la mires por donde la mires.






No hay comentarios:

Publicar un comentario