martes, 25 de diciembre de 2018

Las hermanas Coloradas de García Pavón


Sinopsis: Las hermanas coloradas gira en torno a dos curiosos personajes femeninos. Dos mujeres pelirrojas, sesentonas y solteras, hijas de un antiguo notario de Tomelloso y afincadas en Madrid, que reciben una misteriosa llamada telefónica, salen de su domicilio precipitadamente. Ambas desaparecen en un taxi. Este es el leit motiv que despierta a Manuel González, alias Plintio, personaje central en muchas novelas de García Pavón. Este padre de familia y avezado investigador debe hacerse cargo del enigmático suceso. Sin embargo, no se enfrenta solo a este caso. Don lotario un veterinario con mucho tiempo libre, a medio camino entre Sancho Panza y el simpático Watson se convierte en su más fiel ayudante a lo largo de la novela. A través de encuentros y desencuentros con nuevos personajes, el jefe de la policía municipal de Tomelloso irá, poco a poco, atando cabos sueltos.

Opinión Personal: La novela policíaca española nada tiene que ver con la americana por ejemplo, la nuesta es mas sarcástica, mas de la calle, buscando el humor negro y los personajes ambiguos, todos recordamos a personajes como el inspector Méndez o Carvalho como los mas destacados pero hubo cientos mas. Tenemos en García Pavón y su inspector Plinio en los inicios de la novela negra española.
Se le puede considerar el pionero, pero lo cierto es que este autor y su personaje no marcaron nada a la novela negra posterior. Este es un autor de posguerra y su novela poco o nada tiene que ver con la que se desarrollaría posteriormente.
La trama no puede ser mas sencilla. El agente Plinio de Tomelloso es un hombre cabal, familiar y mesurado, un personaje bastante neutro que no llama la atención, cuya única muestra de rasgos personales radica en su sagacidad, templanza y que no para de fumar uno tras otro pitillo, siempre es acompañado por el apostata y republicano Don Lotario, el veterinario de Tomelloso y en sus ratos libres, que son todos, investigador ayudante de Plinio, una mezcla entre Watson y Sancho Panza.
Tienen un caso entre las manos, la desaparición de las hermanas Coloradas, oriundas de Tomelloso pero residentes en Madrid que han desaparecido de su domicilio cogiendo una pistola. La policia de Madrid le otorga a Plinio la labor de la investigación y este interroga a todos los conocidos de las hermanas.
Hay escenas que recuerdan sin mas a Sherlock Holmes como cuando Plinio les ofrece a todos un café para que sus huellas dactilares queden reflejadas en la taza y saber así si alguno de ellos entró en el piso de las hermanas. Después hay referencias al Quijote como cuando Pavón se autocita como novelista y narrador de la vida de Tomelloso, son guiños a dos autores que le marcaron.
Hay una galería de personajes, como el Faraón que es una especie de folclórico sin oficio ni beneficio que intenta poner el transfondo social y el humor a esta novela sin lograrlo, porque no son los puntos fuertes del autor.
Si buscas una novela negra de ritmo no la vas a encontrar entre estas páginas. No hay ritmo y pese a que la novela es corta y se lee en un día o dos, hay que decir que sobran muchas hojas de conversaciones intranscendentes pronunciadas por personajes secundarios que no aportan nada a la novela.
Por eso aunque esta novela sea el remoto origen de la novela policíaca negra española, poco o nada tiene que ver con ella. Mas que negra que no lo es, yo diría que es una novela social y de misterio, eso sí, un misterio muy previsible, blando, casi infantil y al servicio de la realidad social que quiere narrar el autor.
Las gemelas son unas viejas de vida apacible, de comulgar a diario y de vidas sin emoción alguna. El misterio de porque salieron de su casa corriendo es por Puchades, antiguo novio de una de las gemelas que desapareció hace 30 años de la vida de ambas y vuelve a aparecer en escena.
Puchades fue el novio de una de las hermanas en los años treinta y aquí se inicia el relato social y la moraleja de esta novela, que se podría resumir en el triste relato de Puchades sobre su vida, es decir, que la novela en realidad solo tiene diez páginas interesantes y el resto es paja.
Puchades era un republicano convencido que tras la guerra tuvo que esconderse durante muchos años y que cuando se entero de la amnistía, con años de retraso, le pide ayuda a su antigua novia. El retrato que hace García Pavón de la sociedad española es bastante blando pero no deja de ser un legado antibelicista donde viene a decir que una guerra es un crimen contra la humanidad, que la posguerra española fue muy dura y amarga y que marcó para siempre a mucha gente como al pobre Puchades, al que el autor recalca mucho, en exceso, para que le tengamos lástima.
Una novela por lo tanto mas social que negra, de suspense mas que de acción y donde los métodos policiales no pueden ser mas construidos a base de clichés, completamente influenciado el autor por las novelas de Sherlock Holmes solo que dándole un aire pueblerino y castizo, un autor de ideología conservadora y una novela que gano premios y que hizo que el autor se lanzase a una serie de relatos sobre Plinio.
Me parece una novela social cuyo gran mérito es narrar la triste vida de los republicanos que se quedaron en España y que tuvieron que pasar desapercibidos siempre con el miedo en el cuerpo a ser descubiertos, ese es el gran mérito de esta novela y si la lees como una simple novela grisacea de la posguerra relacionada con el nadaísmo de Carmen Laforet o de Cela, pues le puedes extraer un mínimo de jugo, pero es una novela achacosa que no supo llevar bien el paso de los años y queda un tanto desfasada en muchos aspectos, incluso en la que es su punto fuerte, el aspecto social, porque el autor, tampoco se quiso mojar mucho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario