jueves, 1 de noviembre de 2018

Iron Angel " Hellbound"

Iron Angel " Hellbound" Alemania Speed/ Thrash 2018
01. Writing's on the Wall
02. Judgement Day
03. Hell and Back
04. Carnivore Flashmob
05. Blood and Leather
06. Deliverance in Black
07. Waiting for a Miracle
08. Hellbound
09. Purist of Sin
10. Ministry of Metal

Dirk Schröder: Cantante
Didy Mackel: Bajo
Mischi Meyer: Guitarra
Max Behr: Batería
Robert Altenbach: Guitarra


La vuelta al ruedo de unos míticos del Underground como son los Iron Angel. Banda alemana creada en la ciudad portuaria de Hamburgo en 1980 con el nombre de Metal Gods ( muy influenciados en sus inicios por los Judas Priest) De 1983 a 1986 se cambian de nombre a Iron Angel, después de editar varias demos logran su álbum de debut en Hellish Crossfire que logró una gran recepción, no tanto su segundo trabajo Winds of War de 1986, con una orientación mas melódica, ese año supuso su primera disolución. Regresaron del 97 al 2007 y editaron alguna demo, algún recopilatorio y un álbum en directo, todo de forma independiente. Su tercera vuelta en el 2015, la definitiva, donde lograron un acuerdo con el sello Mighty Music para editar su tercera obra. El estilo de la banda fue evolucionando, en un primer momento se parecían a los Judas Priest, después mezclaron el Speed Metal, Power Metal americano y el Thrash. Tienen un sonido similar a otras bandas como: Living Death, Angel Dust, Exciter, Warrant, Znöwhite, Deathrow, Nasty Savage, Carrion, Destructor, Agent Steel, Helstar....etc. Este regreso al metal lo hacen con Dirck Schröeder como único miembro original de la banda, el resto de músicos han sido fichados recientemente.
Después de escuchar varias veces este trabajo de regreso me queda claro que lo que quisieron hacer es lo que hizo Judas Priest con el Angel of Retribution, es decir, es un álbum que solo sirve para decir, estamos aquí de nuevo, seguimos haciendo lo de siempre. No podemos compararlo con su obra maestra el Hellish Crossfire ni tan siquiera pedirles que la igualen, no sería justo.
Writing's on the Wall tiene un estribillo a medio tiempo muy similar a los Accept y las aceleraciones de siempre pero falta claridad y contundencia en el trabajo de las guitarras, aunque se agradece esos solos a la velocidad de la luz que recuerdan a los Priest del Screaming for Vengeance. Judgement Day es un tema clásico, ochentero, con un ritmo veloz a la batería que podría ser mas contundente, en líneas generales la producción era bastante mejorable, el solo es interesante pero no suficiente.
Hell and Back tiene un ritmo mas oscuro y un riff mas trepidante, empiezan a parecerse a los viejos Iron Angel. Solos desde el inicio del tema, la técnica de los Judas Priest de toda la vida, no hay ni rastro de originalidad ni añaden absolutamente a su legado, lo malo de esta clase de temas es que es muy previsible, pero no por ello deja de ser disfrutable.
Carnivore Flashmob arranca con un medio tiempo oscuro y atmosférico que nos recuerda a los Living Death y Vectom, dioses del Speed metal teutón mas sucio. Los cambios de ritmo están mas orientados hacia el Thrash, el tema tiene garra y en la producción quieren darle un toque muy simple para dar la impresión añeja de que estas de nuevo en los gloriosos ochenta.
Blood and Leather tiene un riff que recuerda a los primeros tiempos de los Iron Maiden pero le falta siempre pulirlo y darle cierta brillantez, te sabe a gloria está clase de metal basado en los ritmos veloces de batería y los solos speedicos pero falta siempre esa chispa creativa.
Ese tema que puede romper la monotonía es Deliverance in Black, es curioso pero pienso también en bandas como los alemanes S.D.I o los vallecanos Muro, en el fondo todos juegan en la misma liga. Waiting for a Miracle es un tema menor donde demuestran una vez más su falta de gancho con la melodía, un medio tiempo a lo Accept que intenta sonar melódico y donde bajan mucho las prestaciones.
El tema que da título a este trabajo, Hellbound, tiene un ritmo a la batería trepidante y recuerda a los primeros tiempos de Motörhead, solo que con una mezcla de Speed/ Thrash a su sonido, suena potente pero lineal. Purist of Sin tira de unos ritmos trillados que no aportan nada y se despiden con Ministry of Metal, mas de lo mismo.
Está bien, demuestran que siguen siendo los Iron Angel de siempre, pero falta un poco de todo. Sin creatividad alguna, no hay ni un solo tema que destaque en este trabajo aunque tampoco los hay que bajen mucho el nível, bastante regular pero sin brillantez alguna en ningún apartado.

Puntuación: 6,25/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario