lunes, 5 de noviembre de 2018

El Padrino de Mario Puzo


Sinopsis: La publicación de El Padrino en 1969 supuso una convulsión en el mundo literario. Por primera vez, la Mafia protagonizaba una novela y era retratada desde dentro con acierto y verosimilitud. Mario Puzo la presentaba no como una mera asociación de facinerosos, sino como una compleja sociedad con una cultura propia y una jerarquía aceptada incluso más allá de los círculos de delincuencia. El Padrino narra la historia de un hombre: Vito Corleone, el capo más respetado de Nueva York. Déspota benevolente, implacable con sus rivales, inteligente, astuto y fiel a los principios del honor y la amistad, Don Corleone dirige un emporio que abarca el fraude y la extorsión, los juegos de azar y el control de los sindicatos. La vida y negocios de Don Corleone, así como los de su hijo y heredero Michael, conforman el eje de esta magistral obra. Con El Padrino, Mario Puzo partió de la realidad y consiguió crear un género. La Mafia pasó a ser tema central de centenares de novelas y películas, aunque ninguna de ellas ha alcanzado el nivel de la obra que las inspiró.

Opinión Personal: Para que os hagáis una ligera idea de lo que supuso esta novela, el éxito es comparable al que tuvo en España los cipreses creen en Dios de Gironella, se convirtió en un fenómeno literario.  Fue el primer autor en tratar el tema de los Gangster de forma sesuda y compleja, es decir, seria, sin estereotipos clásicos del cine americano de los años treinta. Cuando en Usa por aquella época ( el libro fue publicado en 1969) pensaba en un Gángster se le venía a la mente una ciudad, Chicago y un hombre, Al Capone... al que por cierto Puzo le dedica alguna que otra línea diciendo que era un bufón y su poder puro exhibicionismo, nos sirve para darnos cuenta de la realidad además de pasar un rato muy agradable.
Mario Puzo era un escritor nacido en Nueva York pero de ascendencia italiana, estaba completamente influenciado por Fiodor Dostoyevsky, si tu te lees a los hermanos Karamazov encontrarás muchas similitudes con la familia Corleone.
El padrino le dio fama mundial y prosiguió después con un par de obras que seguían el asunto de la mafia como eran: el siciliano, Omertá, el último Don...etc, también intento el thriller con la cuarta K y una novela de personajes muy poco valorada como los tontos no mueren a su vez se hizo guionista y trabajo en los guiones de el Padrino en sus dos primeras partes y de Superman.
Lo que mas me gusta del Padrino es que es una lectura sencilla y amena con unos personajes tan humanos que parece que respiran. Don Vito Corleone está sobredimensionado todo el rato, tan temido que para unos es como si fuera Dios. Es reservado, es atento y las mata callando como una serpiente, toma nota mental de absolutamente todo y valora la lealtad por encima de todas las cosas. Se define como amigo de sus amigos pero no tiene piedad y aunque es un caballero en los negocios, un amante de su familia no deja de ser un asesino y un tiburón de los negocios.
La Mamma italiana está a su lado, la matrona y la que todo lo controla, su nombre es sagrado aunque no tenga peso en la historia. De los hijos el que mas me impacto fue Santino Corleone alías Sonny. Es violento, impulsivo y eso le hará pasar muy malos ratos y tomar malas decisiones.
Su hermana menor Connie es el ojito derecho de Don Corleone pero cae en desgracia al casarse con un borracho y un maltratador como es Carlo Rizzi. Lo mismo se puede decir de Freddo, cae en desgracia ante los ojos del Don que es lo mismo que estar muerto en vida. No tiene ni carácter, ni iniciativa ni personalidad y solo es un vividor sin ninguna vista para los negocios.
Michael Corleone es el mas inteligente de todos, el hijo menor del Don no quiere seguir los negocios de la familia y desobedece por sistema a su padre y se alista a la marina pero llegado el momento tendrá que tomar las riendas de la familia porque es el único capacitado para ello.
Tom Hagen es el consiglieri, el único Consiglieri de las familias neoyorkinas, un total de cinco, que no es siciliano y eso causara un sin fin de problemas en el futuro, es reservado, cauto y nunca se permite pensar en voz alta.
Esos son los personajes centrales de esta novela y todo gira entorno a ellos. Hay que diferenciar entre dos períodos, el de paz y el de guerra. Cada diez años mas o menos estalla una guerra entre las familias. En este caso es Sollozzo alías el turco, un avispado y descarado hombre de negocios que le propone el negocio de las drogas al Don que controla el juego y la bebida, un asunto que no gusta al Don que es un hombre chapado a la antigua, su negativa es su sentencia de muerte y que los suyos vean en el a un hombre que está perdiendo sus reflejos, estalla la guerra.
En la primera de las guerras es Sonny el que lleva le mando pero es Michael el que a través de una acción tan desesperada como sangrienta, logra el impacto deseado para que las cinco familias que entraron en conflicto por culpa de Sollozzo se vuelvan a sentar en una mesa.
Don Vito sufre un intento de asesinato y tiene que sostener a un hijo muerto en brazos mientras Michael Corleone huye a Sicilia para que se olvide el asunto y la venganza quede aparcada hasta su vuelta o hasta que el Don fallezca y este le suceda.
Muy sabiamente Mario Puzo aprovecha la estancia en Sicilia de Michael Corleone para hacer una regresión y que sepamos como fueron los primeros pasos de Vito Corleone antes de convertirse en Don. Su alianza con Constanza y con Tessio, su primer asesinato como se caso con su mujer y como fueron sus primeros negocios y sobre todo, como empezó a ganarse el respeto de todo el mundo y como empezaron ese favor por favor tan siciliano. Nos cuenta como se cimento el poder de la familia Corleone y aprovecha para introducirnos al corazón de la familia, de donde salió todo.
Una de las cosas que mas me gusta de esta novela son las pequeñas historias que nos cuenta... que parecen pequeñas pero siempre con moraleja. En el inicio de la novela asistimos a la boda de Connie Corleone con Carlo Rizzi y mientras se casan el Don recibe en su despacho a amigos que quieren pedirles favores, uno de ellos es Amerigo Bosanera, que trabaja en una funeraria que pide justicia al don por un agravio que sufrió su hija con dos delincuentes, el Don intercede y acaba la historia, hasta que trescientas páginas después vuelve a aparecer Amerigo Bosanera para devolverle el favor al Don... porque pueden pasar años pero si el Don te necesita te va a cobrar ese favor y mas vale que lo hagas o te convertirás en un desagradecido y por lo tanto en enemigo del Don. Es una historia simple que no tiene ningún peso en la narración pero nos sirve para darnos cuenta del poder real del Don y como se cimento su poder, con esa escala de favores a todos los niveles, desde abogados y jueces pasando por gente humilde, el se preocupa de que todo el mundo le daba algo porque nunca sabe cuando los va a necesitar.
Otro detalle de la inmensa grandeza de esta novela radica en las diferentes esferas del poder porque las toca todas. Desde los jueves pasando por los políticos y la policía corrupta pero también por Hollywood, una industria floreciente que siempre estuvo con la sombra de la mafia detrás. Se vale del personaje de Jhonny Fontane, el ahijado del Don, un cantante sin voz que aún así tiene una carrera pletórica porque el Don intercede por el y eso que ya no tiene ningún talento y se da a la bebida al igual que su compañero Nino, pero nos sirve para que Mario Puzo de un amargo retrato de lo que es el éxito y las estrellas de Hollywood venidas a menos, ahogadas por su propio éxito. Es algo que pasa de puntillas en la novela de Puzo.
La familia es para los Corleone un asunto de honor. Su palabra va a misa, la cumplen pero no al pie de la letra, siempre van a buscar lo que mas les convenga. La Omertá es todo para ellos, la ley del silencio, entre las cinco familias neoyorkinas se disputarán el poder de la ciudad, pero si cualquier miembro de las familias es caído en desgracia y atrapado por la policía, jamás delatara a nadie, es la ley del silencio siciliano, tienen sus propias reglas y no les importa ni el presidente de Estados Unidos ni la justicia americana, siguen su propio criterio y para poder sobrevivir dentro de sus negocios sucios y tapar sus asesinatos, compran voluntades de jueces y políticos.
Siempre recuerdo una frase del padrino cuando se traicionan " no fue nada personal, solo por negocios". Diciendo el otro queda mas tranquilo... eso sí, le pega un tiro igual por la traición pero le pondrá una corona de flores en cada aniversario de su fallecimiento, así es el mundo de la mafia que nos retrato el señor Mario Puzo, un mundo que cobró popularidad en 1969 gracias a su novela y que doblo o triplicó esa fama gracias a las películas del Padrino dirigidas por Martin Scorsese que cuentan en sus dos primeras partes con el guión de Mario Puzo, un Puzo que por ejemplo utilizó la historia de como Don Vito se convirtió en Don en la segunda de la saga del Padrino y que también nos deja otros detalles interesantes. Por ejemplo en la novela deja caer que Fredo cayó en desgracia a los ojos de su familia y en la segunda parte del Padrino en la historia del cine, es Michael Corleone el que acaba asesinando a su hermano Fredo por traición, aunque esa es la excusa, lo hizo porque es un estorbo en sus negocios. Este guión fue escrito por Mario Puzo así que si hubiera escrito una segunda parte del Padrino, seguramente Fredo acabaría asesinado.
Sangre, justicia poética... muy en la línea de los hermanos Kamarazov con su extravagante código del honor. Es una obra maestra de la literatura negra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario