martes, 6 de noviembre de 2018

Dimisiones



Es el juego de la silla. Ahora se puso de moda exigir la dimisión pero no para que nada cambie, si fuera así yo sería el primero en pedirla sino para salir en los medios como arma arrojadiza y es que es la mejor publidad para la oposición. Lo mas cómico es que las dimisiones a barullo te las pide el partido mas corrupto de la historia de la democracia.

Como os decía, da igual que dimitan personas del PP o del Psoe, todo serguirá igual, su silla es ocupado por otro, solo les interesan las encuentas, la imagen de colgarle el letrero de corrupto a quién sea y nada más, los políticos están en esto por vivir del cuento, no le deis mas vueltas. Cada día me parece mas absurdo la gente que enfrenta a otra por su ideología política, como si esto fuera un Barca- Madrid que es lo que hacen en los debates políticos de la tele con periodistas bufanderos y palmeros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario