martes, 27 de noviembre de 2018

Atlético 1 Barca 1

Ambos equipos sabían antes de empezar el partido, de la estrepitosa derrota del Madrid en Eibar y quizá por eso mostraron un respeto excesivo el uno por el otro. El Barça, con mucha posesión estéril en el centro del campo y sin ocasiones de gol y el Atleti, con un planteamiento ultradefensivo, con sus once hombres en campo propio.
Sin ocasiones claras de gol para ninguno de los dos equipos, lo más destacado de la primera mitad fue la lesión de Sergi Roberto. El catalán, no está teniendo mucha suerte ésta temporada con las lesiones y ya es la segunda que sufre esta temporada. Estará fuera de combate 3 o 4 semanas, dependiendo de la evolución.

Hacia el final del partido, el Atleti se avanzó en el marcador con un gol de Diego Costa, que recuperó su olfato goleador en el mejor momento, a la salida de un córner. El hispano-brasileño llevaba 9 meses sin ver puerta y tuvo la cara y la cruz en un mismo partido, porque minutos más tarde, tuvo que marcharse lesionado.


El Barça seguía sin llegar a puerta con claridad, pero el equipo de Ernesto Valverde ganó en profundidad con la salida al terreno de juego de Ousmane Dembélé, sólo 10 minutos antes del 90. El francés, aprovechó una buena asistencia de Leo Messi, para batir a Oblak, por debajo de sus piernas y sin que Lucas Hernández pudiera despejar el balón, a pesar de tocarlo en la línea de gol.

A pesar de la lesión de Sergi Roberto, la peor noticia para los azulgrana es la nueva lesión de Rafinha que, durante el choque de ayer, sufrió una rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda, que le mantendrá lo que resta de temporada, fuera de los terrenos de juego. Con éstas dos importantes bajas, parece que las puertas del primer equipo se abren de par en par para Carles Aleñá, que no puede desaprovechar esta oportunidad.

Con éste nuevo empate, el Barça ha perdido el liderato de la clasificación en beneficio del Sevilla, que sí ha sido capaz de ganar su partido de ésta tarde de domingo ante el Valladolid en el Sánchez Pizjuán y la Liga se aprieta más que nunca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario