jueves, 4 de octubre de 2018

Tatra T -11

La especialidad de Tatra eran los coches de lujo y técnicamente muy avanzados. En la década de 1930, bajo la dirección técnica del ingeniero austríaco Hans Ledwinka y su hijo Erich, Tatra empezó a construir coches avanzados para su época y de líneas estilizadas. El primero de estos modelos fue el gran Tatra T77 de 1934, el primer coche aerodinámico de producción del mundo.

El coeficiente aerodinámico del T77 (sólo 0.212) es raramente mejorado incluso en vehículos modernos. Las características de este modelo, que heredarían la mayoría de los grandes Tatras que les sucedieron, eran la tracción trasera y un motor V8 refrigerado por aire, muy sofisticado técnicamente para la época.

Ledwinka comentaba sus ideas con Ferdinand Porsche, quien utilizó varias características de los diseños de Tatra en el Kdf-Wagen de 1938, posteriormente conocido como Volkswagen Escarabajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario