miércoles, 10 de octubre de 2018

RDA

La RDA fue establecida en la zona soviética, mientras que la RFA fue establecida en los territorios de ocupación de Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña. La zona de ocupación soviética se encontraba limitada por el este por la Línea Óder-Neisse, y en el interior de su territorio tenía la particularidad de que rodeaba al territorio de Berlín Oeste, pero no lo incluía. Las autoridades de ocupación soviéticas transfirieron las responsabilidades administrativas a los comunistas alemanes a finales de 1948, aunque no fue hasta el 7 de octubre de 1949 cuando la RDA comenzó a funcionar como un Estado propiamente dicho. Sin embargo, las Fuerzas soviéticas permanecieron en el país durante el resto de la Guerra Fría, hasta su retirada en 1990. En cuanto a política interior, hasta 1989 el país estuvo gobernado por el Partido Socialista Unificado de Alemania (SED), que mantuvo una posición hegemónica durante cuatro décadas. No obstante, también existieron otros partidos políticos agrupados junto al SED en el llamado «Frente Nacional de la Alemania Democrática».1​

La RDA tenía una economía planificada, y considerablemente intervenida por el Estado.2​ Aunque la RDA tuvo que pagar reparaciones de guerra significativas a la Unión Soviética, ciertamente se había transformado en el país con la economía del Bloque Oriental que mayor éxito alcanzó, aunque sin lograr el nivel económico de la Alemania Occidental.

La capital de la RDA se encontraba situada en Berlín Este, que en teoría seguía estando bajo el control militar soviético, mientras que la Berlín Oeste, su par occidental, permaneció bajo el control militar británico, francés y estadounidense, como un enclave separado del territorio de la Alemania Oriental. Éste fue uno de los grandes símbolos de la Guerra Fría. Esta particularidad y la huida al oeste de numerosos alemanes orientales disconformes con el gobierno comunista, acabarían llevando al gobierno de la RDA a fortificar sus fronteras occidentales y, en 1961, a levantar el llamado Muro de Berlín. La lógica de la Guerra Fría llevó a que muchos países del bloque occidental no reconocieran inicialmente a la RDA en aplicación de la Doctrina Hallstein, y la propia RFA siguió sin reconocer a la RDA como un estado independiente, considerándola simplemente como un territorio bajo ocupación extranjera. No sería hasta la Ostpolitik de los años 1970 cuando las relaciones diplomáticas se normalizaran y ambos estados se reconocieran mutuamente

No hay comentarios:

Publicar un comentario