viernes, 26 de octubre de 2018

Night Hearth " Un nuevo Camino"

Night Hearth " Un nuevo Camino" Power Metal  España 2018
1. El Fin De Los Dias
2. Regressus Diaboli
3. Un Nuevo Camino
4. Noche De Brujas
5. Preludio A La Traicion
6. Montecristo
7. El Tercer Clavo
8. A las Puertas Del Averno
9. Amanecer

Sandro Bailo - Voz
Txüs Casado - Guitarra
José Sanz - Guitarra Rítmica
Loloy Lorente - Bajo
Juan Carlos Delgado - Teclados
Víctor Gomariz - Batería
Suso Mestre - Coros



Se trata de una banda de un pequeño pueblo de Jaén que buscando una oportunidad se trasladó a Valencia donde la banda graba y lanza su primer álbum, este Un nuevo camino con una duración de 37 minutos. El trabajo arranca con El fin de los días, la clásica intro cinemática, muy sinfónica que vale para cualquier estilo musical. 
Ellos se mueven entre el Power Metal melódico ibérico de toda la vida y el Heavy Melódico. El sonido de la batería es muy blando y la producción muy mejorable en todos los sentidos, también en la voz que se escucha algo baja, una voz curiosa por cierto, con un toque nasal que no le queda del todo mal, primeras conclusiones tras escuchar Regressus Diaboli.
La fórmula clásica con temas como Un nuevo Camino buscan el típico ritmo al galope de toda la vida, el cantante apoyado por coros y excesivo protagonismo para el teclista con un ritmo de batería, mas bien con un sonido que no pega con el resto de instrumentos, detalles a pulir como el trabajo a los coros que no aporta nada.
El cantante tiene muy buenos agudos esa es una de las principales características de esta banda pero es que tienes la sensación de estar escuchando el mismo tema una y otra vez, siempre con los mismos ritmos de batería, siempre con el teclado llevando el ritmo sin un cambio de ritmo que produzca una dinámica nueva y con unos coros femeninos fantasmales que se escuchan muy bajos, Noche de Brujas sigue la misma senda que el anterior tema.
Preludio a la Traición es una especie de intro que no aporta nada y llega Montecristo con un ritmo de batería muy a lo Judas Priest y el Painkiller pero la producción es tan floja que la poca agresividad que hay en este trabajo pues queda diluida por completo. Me gustan las letras de esta banda, históricas y muy bien elaboradas. Pero el gran problema es la total falta de originalidad y la escasa calidad de las composiciones, muy lineales, sin protagonismo alguno para las guitarras.
Ellos como empiezan un tema es como lo acaban. Interesante de todas formas algún momento como El tercer Clavo, arranca como balada, con voz femenina pues en este trabajo hay numerosas colaboraciones y por fin aparece una guitarra, que aporta cierta melodía aunque completamente desdibujada en cuanto a sonido y con escasa calidad, cuando se le une el teclado en vez de potenciarlo produce el efecto diferente... no sabría como explicarlo pero es que suenan muy infantiles.
De lo poco salvable a las puertas del Averno,  por primera vez aparecen las guitarras con cierto protagonismo en la composición y en esta ocasión aparece también un ritmo a la batería que se puede considerar un acierto aunque el tema es previsible y como siempre lineal sin ningún cambio de ritmo. Amanacer es un tema instrumental que es una especie de Outro, elegante, eso sí.
Han puesto toda su ilusión están muy verdes pero tienen mucho margen de mejora y seguramente en el directo defiendan muy bien estos temas.

Feeling: 3/5
Originalidad: 2/5
Técnica: 2/5
Producción: 2/5

Puntuación: 4/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario