viernes, 26 de octubre de 2018

Macao

historia:
La historia de Macao se remonta a la Dinastía Qin, cuando la región llamada Macao estuvo bajo la jurisdicción del condado de Panyu, en la prefectura de Nanhai. Los primeros habitantes registrados de la zona fueron las personas que buscan refugio en Macao de los mongoles durante la dinastía Song del Sur. Bajo la dinastía Ming, los pescadores emigraron a Macao desde provincias de Guangdong y Fujian.
Macao no se desarrolló como un asentamiento importante hasta la llegada de los portugueses en el siglo 16. En 1535, los comerciantes portugueses obtuvieron los derechos para anclar los barcos en los puertos de Macao y de llevar a cabo actividades comerciales, aunque no el derecho a permanecer en tierra. Alrededor de 1552-1553, que obtuvo un permiso temporal para construir galpones de almacenamiento en tierra, con el fin de secar los productos empapado por el agua del mar, pronto construyeron casas rudimentarias de piedra alrededor de la zona que ahora se llama Nam Van. En 1557, los portugueses establecieron un asentamiento permanente en Macao, el pago de una renta anual de 500 taeles de plata. Durante el siglo 16, Macao también sirvió como un punto de tráfico de esclavos chinos a Portugal. Muchos niños chinos fueron capturados en China, ya través de Macao fueron llevados a Portugal y vendidos como esclavos en Lisboa. Algunos fueron vendidos en Brasil, una colonia portuguesa. Esclavos chinos eran muy apreciados por los portugueses y considerado mejor que los esclavos moros y negro, pero en 1595 se aprobó una ley que prohíbe la venta y compra de esclavos chinos y en el 19 de febrero 1624, el rey de Portugal prohibió la esclavitud de los chinos de ambos sexos.

A medida que más portugueses se establecieron en Macao a participar en el comercio, que hizo las demandas de la auto-administración, pero esto no se logró hasta la década de 1840. En 1576, el Papa Gregorio XIII estableció la Diócesis Católica Romana de Macao. En 1583, los portugueses en Macao se les permitió formar un Senado para tratar diversas cuestiones relacionadas con sus asuntos económicos y sociales bajo la estricta supervisión de las autoridades chinas, pero no hubo ninguna transferencia de soberanía. Macao prosperó como puerto, pero fue objeto de repetidos intentos fallidos por los holandeses para conquistar en el siglo 17.

Después de la Guerra del Opio, Portugal ocupó Taipa y Coloane en 1851 y 1864, respectivamente. El 1 de diciembre de 1887, los gobiernos Qing y portugués firmaron el Tratado Sino-portugués de Amistad y Comercio, en el que China cedió el derecho de "ocupación permanente y el gobierno de Macao por Portugal", de acuerdo con las declaraciones del Protocolo de Lisboa. A cambio, el Gobierno de Macao cooperar con Hong Kong, el contrabando de opio de la India y China sería capaz de aumentar los beneficios a través de los impuestos de aduanas. Portugal también se vio obligado "a no enajenar jamás Macao sin previo acuerdo con China", por lo tanto, asegurar que las negociaciones entre Francia y Portugal o con otros países no van hacia adelante para que los intereses comerciales británicos se aseguraría, Macao se convirtió oficialmente en un territorio bajo administración portuguesa .

En 1928, después de la dinastía Qing había sido derrocado después de la Revolución Xinhai, el gobierno del Kuomintang oficialmente notificó a Portugal que se derogue el Tratado de Amistad y Comercio, las dos potencias firmaron un nuevo chino-portugués Tratado de Amistad y Comercio en lugar de la abrogada tratado. Lo que sólo algunas disposiciones relativas a los principios de tarificación y las cuestiones relativas a los asuntos de negocios, el nuevo tratado no altera la soberanía de Macao y el gobierno portugués de Macao se mantuvo sin cambios.

En la Segunda Guerra Mundial, al contrario que en el caso de Timor portugués, que fue ocupada por los japoneses en 1942 junto con el holandés Timor, los japoneses respetan la neutralidad portuguesa en Macao, pero sólo hasta cierto punto. Como tal, Macao disfrutó de un breve período de prosperidad económica como el único puerto neutral en el sur de China, después de que los japoneses habían ocupado Guangzhou y Hong Kong. En agosto de 1943, las tropas japonesas tomaron el vapor británico Sian en Macao y mataron a unos 20 guardias. El próximo mes se exigió la instalación de los japoneses "asesores" en la alternativa de ocupación militar. El resultado fue que un virtual protectorado japonés fue creado en Macao. Dominación japonesa terminó en agosto de 1945.

Después del establecimiento de la República Popular de China en 1949, el gobierno de Pekín declaró que el Tratado Sino-portugués de Amistad y Comercio no válida como un tratado desigual impuesto por los extranjeros en China. Sin embargo, Pekín no estaba preparado para resolver la cuestión del tratado, dejando el mantenimiento del status quo hasta un momento más apropiado.
Influenciado por la Revolución Cultural en China continental y por la insatisfacción general con el gobierno portugués, estallaron disturbios en Macao en 1966. En el más grave, el llamado incidente de 3.12, seis personas murieron y más de 200 personas resultaron heridas. El 28 de enero de 1967, el gobierno portugués presentó una disculpa formal.

Poco después del derrocamiento de la dictadura portuguesa en 1974 en Lisboa, el nuevo gobierno portugués determinó que sería renunciar a todas sus posesiones de ultramar. En 1976, Lisboa Macau redefinió como un "territorio chino bajo administración portuguesa" y le otorgó un alto grado de autonomía administrativa, financiera y económica. Tres años más tarde, Portugal y China acordaron respecto de Macao como "un territorio chino bajo administración portuguesa". Los gobiernos chino y el portugués inició las negociaciones sobre la cuestión de Macao en junio de 1986. Los dos firmaron una Declaración Conjunta Sino-portugués el próximo año, lo que hace de Macao una región administrativa especial de China. El gobierno de China asumió la soberanía formal sobre Macao el 20 de diciembre de 1999. La economía desde entonces ha seguido prosperando con el crecimiento sostenido del turismo de China continental y la construcción de nuevos casinos.
  la capital del juego:

La región china de Macao se consolidó en 2010 como la capital mundial de los juegos de azar: sus casinos tuvieron una facturación de 23 mil 500 millones de dólares, cuatro veces superior a la de Las Vegas —estimada en seis mil millones de dólares— y 58.8% superior a 2009.
Devuelto a China por Portugal en 1999, Macao es el único territorio de la nación asiática que autoriza los casinos, pero el Gobierno central y la Región Especial Administrativa ven cada vez con más preocupación las enormes sumas que se mueven en la economía local y han impuesto restricciones para intentar contener ese “desenfrenado” crecimiento.

El Gobierno chino endureció en 2009 las exigencias para otorgar visas a sus ciudadanos que viajen a Macao. Entretanto, en ese territorio se redobló la presión para controlar el mercado laboral, prohibiendo trabajar a los extranjeros que viajan como turistas.
Stanley Ho es el personaje de referencia. El multimillonario de 89 años era propietario de todos los casinos en Macao, buena parte de los terrenos, sus mejores hoteles y una numerosa flotilla de transbordadores.
Tras la llegada de casinos estadounidenses, en febrero de 2007 Ho replicó su mayor proyecto: abrió su nuevo casino en el Hotel Grand Lisboa, de tres mil millones de dólares. La incógnita es si podrá estar a la altura de los demás después de casi 40 años sin competencia.
Apuestas online, mercado en potencia

Alertan por fraudes
Estas páginas web se colocan en segundo lugar después de la pornografía como los sitios más visitados
Cuando se logra ganar en juegos que representan destreza mental, expectación e incertidumbre, la adrenalina que se acumula invita a seguir jugando. El mercado de las apuestas y juegos de azar es uno de los más rentables, pues producen esa adrenalina en el jugador, pero hacerlo virtualmente, vía internet, representa un pasatiempo en la comodidad del hogar sin la necesidad de salir a la calle y permite vivir la experiencia de jugar en sorteos que se realizan en otros países desde la propia residencia.
La firma Research and Markets, que se dedica a la investigación, recientemente presentó el informe “Columbia Gaming and Gambling 2011” donde muestra que los latinoamericanos gastan alrededor de 10 mil  millones de dólares al año en juegos de azar; estima también que en promedio cada habitante de la región gasta 250 dólares al año, informa además que Costa Rica, Brasil, México, Argentina, Chile, Colombia, Perú, Panamá y Venezuela son considerados los países más prolíficos en el sector de los juegos de azar.
Los juegos online permiten al usuario ver eventos deportivos y apostar en vivo, ser partícipes de sorteos de lotería y elegir los números que deseen para poder participar. Un estudio del portal Gamblingatlas.com destaca que los hombres son quienes más recurren a visitar y jugar en estos sitios online, 62% de ellos tienen título universitario y 90% tiene al menos una tarjeta de crédito.

Aunque los sitios online representan una fuerte derrama económica, para María Lomelí Gutiérrez, publirrelacionista del casino Gran Nevada ubicado en la ciudad esto no representa algún obstáculo para su medio ya que para ella la experiencia que se vive al interior del casino es “’otro nivel”.
derechos humanos:
 El proyecto de ley sobre seguridad nacional, ahora convertido en ley, abarca los actos de sedición, secesión, subversión y traición contra el Gobierno Popular Central de China. Fue aprobado por el pleno de la Asamblea Legislativa de la Región Administrativa Especial de Macao. Muchos de los conceptos que contempla la ley no están claramente definidos.

"La Ley sobre Seguridad Nacional contiene disposiciones genéricas y amplias que podrían utilizarse para encarcelar a personas sólo por ejercer sus derechos a la libertad de expresión y de asociación", ha declarado Roseann Rife, directora adjunta del Programa para Asia y Oceanía de Amnistía Internacional.

El artículo 3 de la ley contempla el delito de subversión. No contiene definición alguna de "otros actos ilegales graves", lo que significa que podría acusarse a huelguistas o manifestantes no violentos de "intentar derrocar el Gobierno Popular Central" o "limitar sus funciones".  Esto criminalizaría la expresión pacífica de opiniones sobre cuestiones que el gobierno considera delicadas.


El amplio alcance del artículo 4 no limita el delito de sedición a actos claros y graves, como por ejemplo actos violentos contra personas y bienes, lo que significa que las autoridades podrían utilizar la ley para criminalizar pensamientos plasmados en libros, artículos o discursos públicos. Esto podría afectar a la libertad de prensa y limitar la posibilidad de mantener un debate abierto sobre cuestiones políticamente delicadas.

El artículo 5 sobre el "robo de secretos de Estado" permite introducir, con efecto retroactivo, el amplio y vago sistema de los secretos de Estado utilizado en la China continental. Numerosas personas ya han sido intimidadas, detenidas y castigadas en virtud de este sistema simplemente por ejercer de forma pacífica su derecho a la libertad de expresión y asociación.

El proyecto de ley fue aprobado en principio por el pleno de la Asamblea el 5 de enero, después de un periodo injustificadamente breve de consultas públicas de 40 días en octubre y noviembre de 2008.

El voto del miércoles fue el resultado de nueve sesiones de debate cláusula a cláusula en una comisión durante enero y febrero. La comisión responsable de revisar el proyecto de ley modificó ligeramente el proyecto reduciendo las penas mínimas por traición, secesión y subversión, así como adelantando la fecha de entrada en vigor de la ley.


Amnistía Internacional ha instado reiteradamente a las autoridades de Macao a que aplacen el proyecto de ley hasta que se definan con claridad todo los términos poco precisos con arreglo a las normas internacionales de derechos humanos, incluido el artículo 19 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, aplicable a Macao.

Recientemente se ha negado la entrada en Macao a varias personas. Entre las afectadas figura un fotógrafo de prensa de Hong Kong que tenía intención de cubrir el voto del proyecto de ley sobre seguridad nacional y asistir al juicio del ex secretario de transporte y obras públicas Ao Man-long.

También se negó la entrada de más de 20 personas de Hong Kong, entre ellas algunos activistas de la pandemocracia, que intentaban participar en una manifestación relacionada con el proyecto de ley sobre seguridad nacional en diciembre de 2008.

geografía y demás:
 Macao está situado al Oeste de la desembocadura del río Perla en el sur de China. Se halla separado de Hong Kong en el Este por una franja de agua, a sólo 61 kilómetros de distancia. La situación geográfica es 113°34?47??113°35?20?de longitud este y 22°06?40??22°13?01?de latitud norte. La zona de Macao comprende la península de Macao y las islas de Taipa y Coloane. La superficie terrestre (incluida el pólder) es aproximadamente 23,5 kilómetros cuadrados.
 El clima de Macao es de monzón tropical, templado y lluvioso. El año se divide principalmente en dos estaciones: invierno y verano. La primavera y otoño son cortos y no se nota su presencia. El verano es caliente y lluvioso, el invierno, algo seco y frío, la primavera, templada y brumosa, el otoño, claro. Enero es el mes más frío, con una temperatura media de 14,6 Cº, la temperatura más baja se mantiene por encima de 5ºC. Julio es el mes más caliente, con una temperatura media de 28,5º llegando a 32º al máximo. La precipitación anual es de 2.013 milímetros.

 Hasta finales de 1991, el número de habitantes permamentes de Macao fue de 355.000 personas. A finales de 1995, llegó aproximadamente a 423.000. A finales de 1997, era de 422.000. Hasta el 30 de junio de 1998 el número total de habitantes de Macao fue de 466.000, entre los cuales 425.000 eran permanentes. La densidad de la población de Macao es la más alta en todo el mundo, llegando a unos 20.000 personas por kilómetro cuadrado. La densidad poblacional en la península de Macao llega hasta más de 50.000 personas por kilómetro cuadrado. Más del 96% de la población de Macao son chinos, y el resto lo componen portugueses y personas de otras nacionalidades
 La economía de Macao está estructurada principalmente por la industria manfactuerera para la exportación, turismo y juego de azar, sector monetario, bienes raíces y construcción. De 1982 a 1996, el PIB de Macao pasó de 7.977 millones de patacas a 59.337 millones. En 1996 el PIB per cápita de Macao fue más de 17.000 dólares, figurándose entre los primeros cinco países y regiones de Asia. Está listado por el Banco Mundial como uno de los países y regiones de alta renta del mundo.


Macao es un destino de aquellos que se visitan con prisas con en una excursión de un día desde Hong Kong, o quizás en una escala y al que los Chinos van a tentar al destino buscando un "golpe de fortuna", sin embargo a mi es un sitio que me fascino, la primera vez que estuve en Hong Kong tenía solo 3 días y no visite Macao, pero cuando regrese a Hong Kong me tire 5 días en Macao no solo para ver sus principales atractivos turísticos sino para degustar la gastronomía de Macao, todo hay que decirlo llevaba 45 días en Asia y odio la comida asiática; llegar a Macao fue llegar al paraíso, la comida de fusión portuguesa - asiática es impresionante.
 Desde Hong Kong hay diversas empresas que operan el trayecto a Macao. Podéis coger los barcos en Central o en  tsim shua shui. Desde Central salen barcos cada 15 minutos y cuestan entre 1124 y 175HKD. El trayecto a Macao dura entre 60 y 75 minutos y hay barcos de 7:00 a 24:00 horas.

  • Largo del Senado: Esta calle marca el centro histórico y define la herencia de Portugal en Macao. En ella encontraréis edificios históricos como el de Correos o la Santa Casa de la Misericordia. Esta zona recuerda a ciudades como Lisboa.
  •  
  • Ruinas de San Pablo: Subiendo por la Rua de San Pablo llegaréis a las ruinas de lo que era esta catedral. Actualmente sólo queda la fachada.
  •  Fortaleza del Monte: Muy cerca de las ruinas anteriores se encuentra esta fortaleza que históricamente se encargó de la defensa de la ciudad. En ella se encuentra el Museo de Macao. Desde lo alto de la fortaleza se obtienen buenas vistas de toda la ciudad.
  •  Fisherman's Wharf: Se podría definir como un centro de ocio temático donde podéis encontrar tiendas y restaurantes, atracciones y diversión para todas las edades.
  •  Macao es conocida como "Las Vegas de China" debido a que es el único lugar del país donde el juego está legalizado. Su economía depende de éste en un 70%.
    Los casinos son obras faraónicas y desde 2006 la recaudación de éstos supera a la obtenida por los de la ciudad de Nevada. La explicación es clara: hay más de 3.000 millones de personas que viven a menos de cinco horas de vuelo, mientras que en Las Vegas a esa distancia sólo viven 400 millones.
    Si visitáis Macao no podéis perderos los casinos Sands y Venetian y, si vuestro presupuesto lo permite y queréis pasar la noche en la ciudad, dormir en este último merecerá la pena.


    La cultura de Macao es una combinación de la cultura china tradicional con la cultura portuguesa. La larga presencia de Portugal se refleja sobre todo en la arquitectura de Macao. Por otra parte, en Macao se han conservado aspectos de la cultura china, como las religiones tradicionales, que en la China continental se han estado perdiendo.
    Parte esencial de la cultura de Macao es la llamada comunidad macaense. Los macaenses, en sentido estricto, son aquellas personas con ascendencia mixta asiática y portuguesa, -en muchos casos también con antepasados chinos - y que durante la época de dominio portugués constituyeron la élite social de Macao. Macaense, o patuá, como se conoce localmente, es también el nombre de la lengua por ellos hablada, con base portuguesa pero con mucha influencia cantonesa, malaya  y de muchos otros idiomas.

    Aunque actualmente están perdiendo sus señas de identidad, éstos, como hablantes de portugués y practicantes del catolicimos , se sentían vinculados sentimentalmente a Portugal, y en ellos confiaban las autoridades portuguesas para las labores de administración de Macao. Hoy en día, la comunidad macaense se enfrenta a una crisis de identidad. Es difícil saber cuántos son exactamente, en parte por la existencia de familias mixtas, y también porque ni Portugal ni China han hecho nunca censos en el territorio en que se pida a los habitantes que detallen su sentimiento identitario. Se estima que se pueden considerar macaenses, en sentido estricto, unos 10.000 de los 500.000 habitantes actuales de Macao.
    noticias: macao protesta contra Pekín:


    Macao también quiere un referéndum en favor de una mayor democracia. Tras el éxito del  celebrado en Hong Kong el mes pasado , y en el que participaron casi 800.000 personas para reclamar el sufragio universal, un movimiento civil de la otra antigua colonia retornada a la soberanía china ha convocado una consulta a finales de agosto para reclamar el derecho a “una persona, un voto”. Como en el caso de Hong Kong, China ha negado tajantemente cualquier validez a esa iniciativa.
    Tradicionalmente Macao , el único territorio chino donde está permitido el juego y cuya economía depende de esta actividad  no había mostrado gran interés en la política. Pero un deterioro de la economía local y el aumento de las desigualdades han cambiado esta actitud en los últimos meses. En mayo, 20.000 personas según los organizadores —una cifra insólita para la excolonia portuguesa, de 600.000 habitantes y que volvió a la soberanía china en 1999— salieron a la calle para protestar contra un proyecto de ley que hubiera concedido pingües beneficios a los funcionarios locales. La medida se acabó retirando.

    Los organizadores de la consulta, los movimientos La conciencia de Macao, Sociedad abierta en Macao y Juventud dinámica en Macao aseguran que la idea de la convocatoria es anterior a la celebrada en Hong Kong. Hace dos años, recuerdan, se llevó a cabo una iniciativa similar, pero apenas participaron 2.600 personas. En esta ocasión esperan entre 50.000 y 100.000.
    Esta vez, el referéndum coincidirá con la votación para nombrar al nuevo jefe del Gobierno local, a la que hasta ahora sólo se ha presentado como candidato el responsable actual, Fernando Chui Sai-on. El proceso de nombramiento en Macao es similar al de Hong Kong: tan sólo están autorizados a votar los 400 miembros de un comité formado principalmente por simpatizantes del Gobierno central chino. Para poder presentarse como candidato es necesario contar con el respaldo de al menos 66 de los miembros.
    Los participantes deberán responder a dos preguntas: si desean el sufragio universal y si tienen confianza en Chui. Los ciudadanos podrán participar mediante voto electrónico o voto físico y la papeleta estará disponible en mandarín, inglés y portugués. Según ha declarado uno de los organizadores, Jason Chao, en afirmaciones que recoge el macau times, en la consulta que han convocado “desde luego votarán más de 400 personas. En cierto modo será más representativo que el voto oficial”.

    Aunque Hong Kong y Macao gozan de autonomías similares y derechos como la libertad de expresión desconocidos en el resto de China, sus Constituciones son diferentes. La de la excolonia británica estipula el sufragio universal como una meta, y el Gobierno chino ha prometido poner en marcha alguna versión de este sistema para los próximos comicios locales, en 2017. La Carta Magna de Macao no se pronuncia al respecto.
    Pekín ha reaccionado tajantemente ante la convocatoria del referéndum, anunciada el lunes pasado. El Macau Daily Times recoge un comunicado de la Oficina de Enlace con China en el que se declara que “una administración regional carece de autoridad para establecer un sistema de referéndum o de organizar actividades relacionadas con un referéndum”.
    El martes, un portavoz del Ejecutivo local, Alexis Tam, señalaba que el referéndum “no tiene base en la Constitución, no tiene base legal y por lo tanto es ilegal e inválido”. Un lenguaje muy similar al que el Gobierno chino empleó para condenar el de Hong Kong.

    Pekín contempla con preocupación el posible efecto contagio de los llamamientos en favor de una mayor democracia. Si hay algo a lo que el régimen comunista tiene temor es a la posibilidad de que se extiendan las reclamaciones de reformas que no vengan estrictamente controladas por el sistema. Desde la llegada al poder de xi jimping como jefe de Estado y secretario general del Partido Comunista de China, los esfuerzos por controlar la opinión pública se han multiplicado: desde mayores controles a las redes sociales, que incluyen ahora la posibilidad de penas de cárcel a quienes difundan “rumores” por internet, a largas condenas contra activistas que demandaban mayor transparencia del Gobierno, cómo las impuestas a integrantes del movimiento civil nuevo ciudadano.
    Inmediatamente antes de la celebración del referéndum en Hong Kong el Gobierno central publicó un Libro Blanco sobre la excolonia que se interpretó como una advertencia. El territorio “tiene autonomía sobre los asuntos locales en la medida que se lo permite el poder central”, declaraba el documento.
    El Libro Blanco tuvo el efecto contrario al que buscaba Pekín y espoleó la participación en un referéndum convocado por el movimiento civil Occupy Central y que había pasado hasta entonces sin mucha pena ni gloria. Una semana después, los hongkoneses se echaban además a la calle en la mayor marcha de la última década. Muchos declaraban que acudían para defender unos derechos que sentían amenazados. Según los organizadores, asistieron 510.000 personas, aunque un cálculo del periódicosouth china morning past rebajó dos días después esa cifra a cerca de 140.000.
    Occupy Central amenaza con convocar sentadas en el distrito financiero de Hong Kong si el Gobierno no presenta una fórmula de sufragio universal que les parezca válida. Pekín ha advertido que sólo podrán presentarse como candidatos a las elecciones de 2017 aquellos que cuenten con su aprobación. Aunque por el momento no se ha fijado fecha para esas protestas, algunos simpatizantes del movimiento civil abogan por convocarlas para agosto o septiembre si para entonces el Gobierno central no ha respondido a sus reclamaciones

No hay comentarios:

Publicar un comentario