lunes, 27 de agosto de 2018

Pelham 1,2,3 John Godey


Sinopsis: Un secuestro en el metro de Nueva York, los cuatro secuestradores enmascarados exigen 1 millón de dólares en media hora o empezarán a matar a sus 16 rehenes, cada minuto que pase de la hora, irán matando a uno.

Opinión Personal:  John Godey era un escritor neoyorkino que saltó a la fama con esta novela. En realidad se llama Morton Freedgood y era periodista y mas tarde escritor que eligió el pseudónimo de John Godey para escribir relatos de novela negra . Tiene otras novelas, todas de novela negra pero este es el único libro suyo que saltó a la fama.
Y vaya si saltó a la fama pues trar ser editado el metro de Nueva York revisó por completo sus medidas de seguridad porque la novela destapaba puntos débiles y dejaba volar la imaginación a futuros delincuentes que se atrevieran a ello y ya sabemos como es la sociedad americana. También hay que señalar que fue llevado a la gran pantalla al año siguiente de ser publicado por Walter Mathau y que en el 2009 se hizo una versión nueva protagonizada por Jhon Travolta.
Cuatro delincuentes liderados por Ryder un mercenario que tiene un plan que no se había llevado a cabo nunca, secuestrar el metro de Nueva York y exigir al alcalde el pago de un millón de dólares. Para ello cuenta con Longman antiguo trabajador del metro neoyorkino que fue despedido por bajo rendimiento y se le unen dos ex mercenarios mas: Steever y Welcome... ya tenemos la historia.
Es un Thriller con un  ritmo vertiginoso basado en capítulos cortos que nos ponen en el pellejo de todos los protagonistas desde todos los ángulos, desde los cuatro secuestradores, pasando por los 16 rehenes, los policías y también los políticos y los trabajadores del metro... desde todos los ángulos y todos los puntos de vista y sin moralizar de quién es bueno o quién es malo, eso es lo mejor de la novela, hasta hay ciertos personajes que se diría que tienen celos de los secuestradores por no habérseles ocurrido a ellos antes.
Es una novela muy importante pues se trata de un Thriller que reúne dos ingredientes que se explotaron hasta la saciedad en el presente de la novela, fue editada en 1973 y en el futuro y me explico.
En los setenta lo que se llevaba en el cine era el cine de catrástofres y se me vienen muchas películas a la memoria: La aventura del Poseidón, El coloso en llamas, el enjambre, terremoto, Meteoro, aeropuerto 75, Aeropuerto 77, the Concorde, pánico en el estadio, pánico en el puente, Orca la ballena asesina, el último día, huracán, flood, el autobús atómico... todas estas películas las tenéis reseñadas en otro de mis blogs: el comenta mierda blog que ya va a cumplir 7 años y tiene el record mundial de publicaciones en un blog.
Así que este escritor tenía en la mente precisamente eso, el tipo de cine que se llevaba en las salas. Pensar por ejemplo que para el estreno de Terremoto, los cines pusieron un mecanismo para cuando se produjera el terremoto en la pantalla el suelo de la sala temblara y el cine estaba siempre lleno. Pues Godey trabaja con un guión que podría ser adaptado a la gran pantalla. Tiene todos los ingredientes de cine de catástrofes: Los buenos y los malos que se mezclan, una situación límite y difíciles decisiones por tomar con un tiempo límite para tomarlas.
Hay otro ingrediente que es el Thriller policíaco sobre todo para resolver el final de la novela. De los cuatro secuestradores queda uno que es perseguido por el inspector de policía, me parece la parte menos lograda de la novela, las últimas diez hojas me parecen algo atropelladas pero aún así no desmerecen para nada este buen libro.
El caso es que hay otro personaje con el que nadie contaba, la ciudad de Nueva York. Este escritor es neoyorkino y vivió hasta en tres distritos diferentes, todos sus personajes tienen ese aire neoyorkino de despreocupación por el prójimo y el hartazgo existencial que existe en las grandes urbes, a su vez, hay que señalar que hasta distintos tipologías de neoyorkinos según en la zona en la que residan. Es el aspecto mas humano de la novela y está muy logrado, tiene un ritmo vertiginoso la novela, con todo el aroma del Thriller pero a la vez tiene ese aspecto humano y demográfico pues hace una radiografía de la sociedad de Nueva York desde los personajes de alto copete hasta lo mas bajo de la sociedad. Es un relato a la vez bastante humano y muy desenfadado con un humor negro mas que evidente.
Los personajes están muy bien logrados, sobre todo los de los cuatro secuestradores del que quiero rescatar a Longman y Ryder como los mas logrados. No hay un personaje central en esta historia, un protagonista, mas bien la ciudad de Nueva York es la gran protagonista y el argumento es tan jugoso y ofrece tantas posibilidades y el escritor las explora todas, también analiza con profundidad como funcionaba el metro de Nueva York y sin resultar aburrido en ningún momento.
Un Thriller tiene la misión de tener ritmo y gancho comercial, ser leído de forma rápida, tiene todos esos ingredientes pero a la vez es un Thriller que tiene moraleja y eso lo hace superior a los demás. De echo este thriller de 1973 creo escuela y su técnica de capítulos cortos y numerosos protagonistas fue calcado y aún se lleva a día de hoy. La moraleja de esta novela es que una gran ciudad puede vivir una situación límite en cualquier momento, que el ser humano vive en una rutina constante y aplastante y que se une ante la adversidad pero que una vez que pasa el peligro, se olvida de cualquier rasgo de humanidad para volver a la soledad absoluta y de nuevo a la rutina soporífera que resulta mas cómoda y menos peligrosa. Que la gente anónima que salta a la fama por un echo concreto, son camisetas de moda que al día siguiente ya nadie se acordará de ellos. Una muy buena novela, la verdad y esta reseña que escribí es la mas prolija de todas cuantas vais a leer por internet pues este relato se estudió también en las universidades de como escribir un buen thriller, ya os dije que resulta básico en la historia de este género literario, así que realice mi pequeña tesis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario