miércoles, 29 de agosto de 2018

Matorral Chileno

La ecorregión del matorral chileno alberga varias comunidades vegetales.


Matorral costero: es una formación baja y suave de arbustos, que se extiende desde La Serena, en el norte, hasta Valparaíso, en el sur. Especies típicas son la margarita de la costa (Bahia ambrosioides), palhuén (Adesmia microphylla), y palo de yegua, la fucsia silvestre de la costa (Fuchsia lycioides). El matorral costero es similar a la garriga de la Cuenca del Mediterráneo y al matorral de salvia costero del sur de California.
Matorral: es una comunidad vegetal compuesta de arbustos y pequeños árboles esclerófilos ("de hojas duras"), cactus, y bromelias. Especies típicas incluyen litre (Lithraea venenosa), quillay (Quillaja saponaria), quiscos (Echinopsis chiloensis), y bromeliáceas del género Puya, con un sotobosque diverso de hierbas, enredaderas, y geófitas (bulbosas). El matorral es similar al chaparral de California y a la maquia de la Cuenca del Mediterráneo.
Espinal: es una comunidad vegetal de sabana, compuesta de grupos de árboles ampliamente separados, predominantemente espino (Acacia caven) y algarrobo (Prosopis chilensis), con un sotobosque de hierbas anuales introducidas desde la Cuenca del Mediterráneo en el siglo XVI. Gran parte del espinal fue anteriormente matorral, degradado durante siglos por el pastoreo intensivo de ovejas, cabras, y reses.
Bosque esclerófilo: fue antaño muy extensivo, quedando hoy pequeños manchones en la Cordillera de la Costa y pie de monte andino. El Bosque esclerófilo se compone predominantemente de árboles esclerófilos siempreverdes, incluyendo peumo (Cryptocarya alba), boldo (Peumus boldus), Maitén (Maytenus boaria), y palma chilena (Jubaea chilensis).
La ecorregión tiene muchas especies vegetales endémicas, con afinidades con los trópicos sudamericanos, la flora antártica, y los Andes. Alrededor del 95% de las especies vegetales son endémicas de Chile, incluyendo Gomortega keule, Pitavia punctata, Nothofagus alessandrii, y palma chilena, Jubaea chilensis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario