jueves, 30 de agosto de 2018

Massacrament " Ehipassiko"

Massacrament " Ehipassiko" Black Raw Sri Lanka 2018
1. Visionary Onslaught
2. Aphoteosis
3. Transformation
4. Enlightenment Arousal
5. Realm Of The Hungry Ghosts
6. Prostration Before Impudence
7. Istinja

TPKR: Batería
Wartek: Guitarra


No es el primer álbum que reseñamos procedente de Sri Lanka y casi siempre suelen ser productos del metal extremo. Este es un país conocido anteriormente como Ceilán, paraíso natural e infierno para sus habitantes. La fauna de Sri Lanka es la mas variopinta del mundo: Elefante blanco, Ibis, pelícanos, macacos, flamencos hay mas de 435 especies de aves viviendo en este país y solo os hablo de las aves, pues el 15% del territorio son parques nacionales donde se cuida a la biosfera y el habitat natural de los animales.
Sri Lanka fue una colonia inglesa y el deporte nacional en esta isla es el Criquet, herencia de los ingleses. Pero empezé mi reseña diciendo que era un paraíso natural y un infierno para sus habitantes y hablé de infierno porque hubo una guerra civil en este país de 1983 hasta el 2009. Es una guerra entre dos etnias de este país, los cingaleses que dirigen el gobierno y los tamiles que son la minoría desfavorecida del país. Mucha gente fue torturada, mientras los periodistas que criticaban al gobierno y otros oponentes fueron asesinados. Cuando un grupo de jóvenes nacionalistas de izquierda, llamado Janatha Vimukthi Peramuna, organizó un levantamiento en el sur del país, más de 30 mil personas “desaparecieron” en manos del gobierno. Finalmente los tigres de la liberación de Tamil fueron derrotados por los cingaleses y ahora se vive en una tensa y ficticia paz, basta una cerilla para que se vuelva a prender el fuego.
¿ En que afecto la guerra civil al metal? En todo, no había escena y ahora poco a poco empieza a haberla. Si hay un nombre sagrado en la escena de Sri Lanka esos son los Forlorn Hope, son los pioneros del Black Metal en Sri Lanka, la banda se creo en el 2002, los únicos valientes en tocar en tiempos de guerra. ¿ Porque os hablo de los Forlorn Hope? Pues porque dos miembros de esa banda, que son los pioneros del Black en su país han creado la nueva banda Massacrament.
Nos espera un tratamiento completamente diferente. Istinja, Realm of the Hungry Ghost y Prostration Before Impudence son los tres temas mas logrados de este trabajo. No es el Black Raw típico, de echo, no tiene nada que ver con el Black nórdico.
Solo hay batería y guitarra con mucha distorsión y algo de atmósfera creada a golpe de sintetizador, es un álbum instrumental, prescinden de las voces y prescinden del sonido del bajo, en cuanto al sonido de la batería no hay blast beats si no medio tiempos lentos mas propios del Black/ Doom.
Me gusta la atmósfera que recrean sus temas pues es muy esotérica, hay que tener en cuenta que el 69 % de la población es budista y que están fuertemente influenciados a nivel cultural. Así que nos vamos a encontrar con una " música budista". En las meditaciones budistas se utilizan los cánticos doblados por varias personas atonales y pausados para provocar la somnolencia, la meditación y el estado del trance, estos cánticos son acompañados por un cuenco de bronce en forma de tazón y se golpea el cuenco con una vara de madera recubierta con un paño. Por último el gong y los platillos todo para crear esa relajación... todo esto aparece en la música de esta banda. También tengo que añadir que en la danza y teatro de Sri Lanka se utilizan instrumentos de cuerda típicos de la india acompañados de tambores y que el sonido que utilizan es recreado para el exorcismo que es muy común en esta isla.
Todo esto aparece reflejado en la música de esta banda, todo ello acompañado por unas guitarras en total distorsión, suena tan esotérico que me recuerda a Spear of Longinus, pero yo diría que son mucho mas profundos que esta banda australiana. A nível cultural, esta demo editada en formato cassette por un sello independiente del país y con una tirada de 10 copias, me parece muy sugerente para mentes inquietas y con ávidez de conocimiento.


No hay comentarios:

Publicar un comentario