miércoles, 8 de agosto de 2018

Los lobos del telón de acero

La sorpresa fue que para mi misión en Albania el gobierno soviético me envió a un mongol llamado Ogtunga Olzvoi con el nombre en clave de Slym. Hasta ese día desconocía de la existencia de un país llamado Mongolia. Slym hablaba el ruso y el inglés y yo había aprendido ruso, así que me contó la historia de su país.
Durante siglos la dinastía Qing había segregado a los pueblos que no eran Han respecto de los de etnia china. En el siglo XIX China luchaba contra Japón y el imperio Qing buscaba sus alianzas y temblaba ante la posibilidad de una invasión soviética, así que fueron colonizados por China.
El pueblo mongol considero la invasión china como un ultraje. En julio de 1911 un grupo de nobles y las autoridades budistas enviaron una delegación a Rusia. En octubre de 1911 estalló la revolución en China y el 1 de diciembre del mismo año, Mongolia Exterior declaró su independendecia, el 29 de diciembre fue entronizado como Bogd Khan de Mongolia que estuvo en el poder hasta 1919.
El nuevo gobierno mongol fusionó la teocracia budista con las costumbres imperiales Quing y las políticas occidentales. Por su parte, la República de China, realizó todo cuanto pudo para re-establecer la soberanía china sobre el país. Rusia se negó a apoyar la independencia plena de Mongolia; y tampoco estaba de acuerdo con la restauración de la soberanía de China. El tema se resolvió en 1915 mediante el Tratado de Kyakhta, en el cual se acordó la autonomía de Mongolia dentro de estado chino y le prohibía a China de enviar tropas a Mongolia. Aunque por diversos motivos, ni los chinos ni los mongoles quedaron satisfechos con este tratado.
En 1917 con el comienzo de la Revolución rusa y la Guerra Civil Rusa al año siguiente, se modificaron la dinámica de las relaciones mongolas-chinas. En respuesta a rumores de una inminente invasión bolchevique, los mongoles, muy a regañadientes y solo luego de mucha insistencia por Chen Yi el Alto Comisionado chino en Urga (hoy Ulaanbaatar), solicitaron en el verano de 1918 asistencia militar a China (aproximadamente unas 200 a 250 tropas llegaron en septiembre). La invasión no se produjo, y entonces el gobierno de Bogd Khaan solicitó que las tropas fueran retiradas. El gobierno de Beijing se negó, considerando a esta primera violación del Tratado de Kyakhta como el primer paso en restaurar la soberanía china sobre Mongolia.
Antes en abril, Xu había enviado un plan al gobierno en Beijing para la reconstrucción total social y económica de Mongolia, proponiendo entre otras cosas, que se promoviera la colonización china y los casamientos entre chinos y mongoles para "transformar las costumbres de los mongoles".​ Daba la impresión que Xu lo único que deseaba era la total sinificación de Mongolia bajo su autoridad.
Entre 1919 y comienzos de 1920 unos pocos mongoles formaron los denominados grupos de la "Colina Consular" (Konsulyn denj) y East Urga (Züün khüree) .15​ Esto fue el comienzo de la resistencia contra Xu y la abolición de la autonomía.

El primer grupo se formó a instancias de Dogsomyn Bodoo (1885–1922), un lama de 35 años de edad, muy educado, que trabajabó en el consulado ruso en Urga durante la era Bogd Khaan. Compartiendo una yurta con Bodoo estaba Khorloogiin Choibalsan (1895–1953), posteriormente denominado el "Stalin de Mongolia". Un tal Mijaíl Kucherenko, un impresor en la imprenta ruso-mongola y miembro de la avanzada bolchevique en Urga, a veces visitaba a Bodoo y Choibalsan; sin lugar a dudas las conversaciones trataban sobre la revolución en Rusia y la situación política en Mongolia. A su tiempo otros mongoles se unieron a Bodoo y Choibalsan para discutir sobre la abolición de la autonomía y el fracaso de los príncipes mongoles y lamas para desarrollar una resistencia efectiva contra los chinos.
Los líderes del grupo East Urga eran Soliin Danzan (1885–1924), un oficial en el Ministerio de Finanzas, y Dansrabilegiin Dogsom (1884–1939), un oficial en el Ministerio del Ejército. Otro miembro, aunque en esa época no era una figura prominente, era Damdin Sükhbaatar (1893–1923), un soldado del ejército mongol que luego de su fallecimiento, fue canonizado por los historiadores comunistas como el "Lenin de Mongolia". Los comienzos del grupo East Urga se remontan a mediados de noviembre de 1919, cuando varios de los miembros más combativos de la cámara baja del Parlamento de Mongolia, incluidos Danzan y Dogson, se encontraron en secreto la primera noche luego de la disolución de Xu Shuzheng, y acordaron oponer resistencia a los chinos. Dos veces tomaron contacto con el Bogd Khaan para obtener su apoyo para una resistencia armada; pero ambas veces el Khaan les pidió paciencia. El grupo complotó para apropiarse del arsenal militar mongol y asesinar a Xu Shuzheng; sin embargo, debido a que colocaron guardias chinos en el arsenal y Xu modificó su itinerario de viaje, los planes se cancelaron
Los expatriados rusos en Urga habían elegido una "Duma municipal" revolucionaria, liderada por simpatizantes bolcheviques, quienes se habían enterado del grupo de la Colina Consular. A comienzos de marzo de 1920, la Duma decidió enviar a uno de sus miembros, I. Sorokovikov, a Irkutsk. Se decidió que también debía llevar un informe sobre estos mongoles. Sorokovikov se reunió con representantes de los dos grupos. En junio al regresar a Urga, se reunió nuevamente con ellos, y les prometió que el gobierno soviético les proveería "asistencia de todo tipo" a los "trabajadores" mongoles. Les invitó a enviar representantes a Rusia para participar en conversaciones
Mongolia era un país medieval y atrasado en lo económico. Los soviéticos empezaron con quitarle el poder a los budistas y quemar sus templos y confiscar sus pertenencias, también persiguieron a los miembros de la realeza. Se empezó a trabajar en las minas en la ciudad de Erdenet y se colectivizó la agricultura, empezó la gran hambruna y las persecuciones.
Eso es lo que me contó de un país que me quedaba muy lejano y ahí empezó nuestra amistad, el único amigo que tuve en mi vida y que sería mi sombra durante el viaje a Albania.




To be Continued

No hay comentarios:

Publicar un comentario