domingo, 1 de julio de 2018

la historia de la Modelo

El comisario de la muestra, Agustí Alcoberro, reconocía ayer que la Modelo, entre 1956 y 1963, también acogió a presas. Una de ellas fue Anna Sallés, catedrática de Historia y compañera sentimental del fallecido escritor Manuel Vázquez Montalbán. Sallés fue condenada en 1962 después de haber participado en una protesta en apoyo a la huelga minera de Asturias. “Me apartaron de las presas comunes. Vivía un poco mejor pero el espacio era terrible”, recordaba ayer Anna Sallés. No guarda recuerdos buenos y asegura que no visitará más un penal a pesar de que en este se apiadaron de su situación: “Un jefe de serviciopermitió que pudiéramos vernos, con rejas de por medio, Manolo y yo antes de que lo trasladaran a la prisión de Lleida”.La Modelo se inauguró el 9 de junio de 1904 y es decana de las cárceles catalanas, habiéndose convertido en símbolo y testimonio de la historia de la comunidad autónoma. Su nombre original fue el de Prisión Celular, pero informalmente se le dio el nombre de Modelo porque debía servir de modelo para la nueva reforma penitenciaria emprendida en esos años; con el tiempo el nombre se oficializó.3​

Cada una de las seis galerías acogía una distinta tipología de presos: la 1, para internos primarios; la 2, para internos con buen comportamiento; la 3, para reincidentes con conducta adaptada; la 4, para reincidentes con dificultades de adaptación; la 5, para internos primarios y presos que trabajaban en la prisión; y la 6, para presos en régimen de aislamiento.


El lema de su Junta Constructora (In severitate humanitas) ponía de manifiesto una nueva concepción penitenciaria que se fue consolidando entre la sociedad burguesa de la época. De acuerdo con dicha concepción, el castigo dejaba de concebirse como venganza o intimidación y pasaba a ser, cada vez más, un mecanismo de reinserción social. Durante décadas el recinto fue un símbolo de la represión franquista en Cataluña.

Además de los presos comunes, fue centro de internamiento de disidentes políticos, especialmente durante las dictaduras de Primo de Rivera y Franco, así como participantes en huelgas y movimientos de protesta como la Semana Trágica (1909), la huelga de La Canadiense (1919) o la huelga de los Tranvías (1951). Aquí estuvieron encarcelados personajes como Francisco Ferrer Guardia, Lluís Companys, Salvador Seguí, Helios Gómez o Lluís Maria Xirinacs. También aquí fue ejecutado al garrote vil Salvador Puig Antich (1974). También fue centro de internamiento de homosexuales, que fueron perseguidos durante la dictadura franquista. En 1973 fueron encarcelados también aquí 113 militantes de la Asamblea de Cataluña.4​

En sus 113 años de historia solo estuvo vacía en dos ocasiones, al inicio y al final de la Guerra Civil Española: el 19 de julio de 1936 los presos (851) fueron liberados por los anarquistas; el 23 de enero de 1939, varios centenares de presos fueron conducidos por el Servicio de Información Militar (SIM) a la frontera francesa, siendo liberados unos y fusilados otros; el 26 de enero, horas antes de la entrada de las tropas franquistas, fueron librados el resto de los recluidos, entre los que se encontraban presos del bando sublevado y militantes de la CNT y el POUM.3​

En 1984 la prisión se hizo famosa tras el motín de presos y la posterior fuga que protagonizó Juan José Moreno Cuenca "El Vaquilla".5​

El centro cesó definitivamente su actividad el 8 de junio de 2017, un día antes del 113º aniversario de su inauguración. Desde el 3 de julio hasta el 26 de noviembre de 2017 se encontró abierto al público para la realización de visitas gratuitas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario