martes, 31 de julio de 2018

Kenos " Pest"

Kenos " Pest" Italia Death Técnico 2018
1. Sons of Martyrdom
2. B.D.C. (Black Death Curse)
3. Buried and Forgotten
4. Inmortal Breath
5. Leave me Now
6. My Wooden Frame
7. Shooting at the Moon
8. The Sweeper of Remains

Michele Spallieri: Cantante
Sergio Gasparini: Batería
Marcello Fachín: Bajo
Domenico Conte: Guitarra


Kenos son unos veteranos de la escena italiana que llevan en esto desde 1996 y que nos proponen un Death Metal con versatilidad, técnica y una buena mezcla en definitiva, esta banda de Varese nos presenta su cuarto trabajo.
Sons of Martyrdom es un tema construído a base de D- Beats, técnica típica del Brutal Death, pero a la vez suena a Death Metal clásico con los típicos riffs que nos recuerdan a los inmortales Death y hay ese toque sinfónico a base de sintetizadores y coros pregrabados que es tan típico de las bandas italianas, sin sorpresa alguna pero con buen gusto.
 B.D.C. (Black Death Curse) es un nuevo acercamiento al Brutal Death pero con mucha técnica, Groove y distorsión al máximo y constantes cambios de ritmo que a medida que avanza el tema, van dejando de lado el Brutal Death para centrarse en algo tan clásico como técnico, siempre bajo el influjo de bandas como Dying Fetus.
Buried and Forgotten es uno de los momentos mas brillantes de todo el plástico, momento estelar el que nos proporciona Domenico Conte, con un solo de neoclásico y Shred que no desentona para nada y combinándolo con un Death melódico primitivo.
Inmortal Breath vuelve a incidir en ese trabajo de guitarras que evoluciona hacia lo neoclásico, combinado con Brutal Death y Goregrind, excelentes " Break Downs" con cambios de ritmo realmente brutales, quizás el momento mas agresivo de este trabajo, pero en esta ocasión, la parte melódico no logra cuajar dentro de este esquema tan agresivo.
Los temas son de corta duración y es curioso como logran introducir tantos matices en tan poco tiempo porque este es el clásico trabajo que con el paso de las escuchas le vas encontrando mas y mas matices, cada tema es una historia, del tema Leave me Alone destacaría su atmósfera y su esencia, que no es otra que la del Thrash, en cambio en My Wooden Froome es el único tema donde se permiten repetir ideas, todo el protagonismo para el guitarrista como siempre y D- Beats en la batería.
Un riff atmosférico es el protagonista de Shooting at the Moon que vuelve a tener ese aspecto clásico del Death Metal pese a que siempre intentan sonar a Brutal Death. Finaliza el trabajo con The Sweeper of the Remains y finaliza como arranco el trabajo, de nuevo mezclando Death con Brutal Death, siempre desde un punto de vista técnico y todo el protagonismo para el guitarrista, decía que finalizaba como empezaba el trabajo porque vuelven a apostar por el death sinfónico. Un disco con muchos matices por descubrir en cada escucha.

Puntuación: 7/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario